Rescatan al perrito que fue dejado con una nota en un parque pidiendo un buen hogar

Todo perrito merece una vida digna, de amor y respeto. Sin embargo, en algunas ocasiones el entorno no es el mejor y, en esos casos, el mayor acto de amor es dejar en libertad lo que más se quiere.

Su humano lo dejó porque quería que el perrito tuviera una mejor vida

perrito

En el centro de la Ciudad de México, en la Delegación Coyoacán, los vecinos se encontraron una mañana con una triste escena.

Un perrito, de aproximadamente 7 meses de edad, mezcla de labrador, había sido dejado atado a una de las bancas del parque.

Los vecinos estaban preocupados por el bienestar del canino y no sabían qué hacer, le acercaron alimento y agua, pero no podían acercarse demasiado a él porque estaba completamente asustado y reaccionaba de forma abrupta contra las personas.

Por eso, los vecinos contactaron urgentemente al grupo de rescate Mascotas Coyoacán. Los rescatistas arribaron al lugar tan pronto como pudieron y solo entonces salió a la luz la historia detrás del desamparado perrito.

En realidad, el dueño del perrito lo quería con todo su corazón, pero sus familiares no y por eso le propinaban malos tratos.

Fue esa razón lo que motivó a su propietario a dejarlo en el parque, con la esperanza de que alguien más pudiera adoptarlo y le diera una apropiada vida.

“El dejar aquí a mi perrito me duele mucho, pero tomé la decisión de dejarlo porque mis familiares lo trataban mal y siempre me dolía verlo en esas condiciones.

Así que, si lees esto y te tientas el corazón, por favor adóptalo y cuida muy de él; y si no, por favor, deja la nota en su lugar para que otros la lean y lo adopten”, escribió la persona que dejó al perrito.

Según la nota, el nombre del peludito era Max. Alguien debía hacerse cargo de él, pero rescatarlo no sería nada sencillo.

Estaba tan consternado que los rescatistas tuvieron que utilizar guantes de protección, toda clase de alimentos, e incluso se comunicaron con un entrenador especialista para poderlo desatar y llevar consigo.

Ya en el centro de rescate, los rescatistas tuvieron que llenar con miles de mimos al perrito. Hasta que entendió que estaba a salvo y nadie más le haría mal. Ese era el comienzo de su nueva vida y por ello necesitaba un nuevo nombre.

Los rescatistas del perrito lo nombraron Boston

“Con paciencia, salchichas y amor, la fiera se transformó en este hermoso cachorro que se recargaba sobre mi cuerpo y sobre mi mano, sentado a mi lado.

Ya no se va a llamar Max, como aparece su nombre en la nota, porque le espera una nueva vida sin vestigios de su vida pasada. Ahora será Boston”, comunicó el refugio.

La historia de Boston se hizo viral. Miles de internautas quedaron conmovidos con su historia y decidieron poner también de su parte para que el peludo comenzara a disfrutar de la vida. Lo llenaron de deliciosos pasteles y obsequios.

Además, fue llevado a una escuela canina para poder solucionar algunos conflictos en su comportamiento, ocasionados por la vida tan mala que había llevado. Aprendió a ser amistoso con las personas y también con otros animales, su corazón sanó y ahora está listo para ser adoptado.

Por si fuera poco, al convertirse en toda una superestrella de las redes sociales y los medios de todo el mundo, Boston se hizo embajador del centro de rescate y es la imagen de diversas colectas para que Mascotas Coyoacán pueda seguir cuidando de él y de muchos otros peluditos desamparados.

Merece la mejor de las familias

Ahora Boston ya tiene un año de edad, continúa disponible para ser adoptado y, sin duda, llenará de amor a la afortunada familia que se atreva a darle un hogar.

¡Ten paciencia Boston! Muy pronto llegará a ti la familia que tanto has esperado. Por lo pronto, sigue brillando y haciendo el bien, bello ángel.