Rescatan de madrugada a 2 niños de 9 y 13 años que sobrevivían a un grave peligro

La trata de personas es un problema mundial y uno de los delitos más vergonzosos que existen, ya que priva de su dignidad a millones de seres humanos en todo el mundo.

Aquellos que mercadean inescrupulosamente con la vida de otros engañan a mujeres, hombres y niños de todos los rincones del planeta y los someten diariamente a situaciones de explotación.

Si bien la forma más conocida de este delito es la explotación y prostitución, cientos de miles de víctimas también son objeto de trata con fines de trabajo forzoso, servidumbre doméstica, mendicidad infantil o extracción de órganos.

En la frontera entre Estados Unidos y México, concretamente en el territorio denominado Río Bravo, en Texas, fueron encontrados dos hermanos de origen guatemalteco dejados por su cuenta y riesgo, presuntamente por contrabandistas que intentaban ingresarlos a la nación del Norte.

De 9 y 13 años respectivamente, ambos lograron ser puestos a salvo por agentes de la Aduana y Protección Fronteriza de Texas. A través de un comunicado, las autoridades informaron que el hallazgo de los dos menores se produjo la madrugada del miércoles, apenas recibieron una llamada de auxilio anónima reportando el hecho.

Los niños se encontraban a la altura del puente de ferrocarril internacional en Eagle Pass, el 21 de octubre pasado, en un islote abandonado. Se presume que, al fracasar la operación de su ingreso ilegal por la frontera, los contrabandistas, mejor conocidos como polleros, los desecharon.

Se trata de una niña y un niño quienes, tras ser rescatados fueron trasladados al Centro de Procesamiento de Eagle Pass, donde recibieron la atención médica correspondiente, aunque según han dicho algunos voceros, no presentaron lesiones graves y, afortunadamente gozan de buena salud.

“Se está volviendo demasiado común que los padres pongan a sus hijos en manos de contrabandistas, que una y otra vez muestran un desdén insensible por la vida humana. Afortunadamente, nuestros agentes pudieron localizar rápidamente a estos dos niños pequeños y llevarlos a un lugar seguro”, dijo Austin L. Skero II, jefe de policía.

Por su parte, la Aduana y Protección Fronteriza indicó que aún no se ha recabado la información suficiente que lleve a las autoridades a dar con el paradero de los padres de estas criaturas, por lo que serán tratados de acuerdo con los protocolos de la Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, existentes para estos casos.

“Estamos haciendo todas las investigaciones pertinentes para ubicar a los responsables de estos niños, quienes quedarán a nuestro cargo, mientras se esclarecen los hechos”, aseguraron funcionarios de la Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos.

El flagelo del tráfico de personas afecta prácticamente a todos los países, ya sea como punto de origen, tránsito o destino, y se ha informado de que en 137 Estados se ha explotado a víctimas de por lo menos 127 países distintos.

De manera global, una de cada cinco víctimas son niños, siendo este un negocio considerable que se abastece de la población mundial de más bajos recursos y más marginalizada.

Si bien es un negocio ilícito, el riesgo de ser descubierto es bajo, reporta altas ganancias y está ligado a otras actividades lícitas que blanquean a este delito, tales como casinos virtuales, bares, etc. Lamentablemente, todo esto, en muchos casos, con la complicidad de agentes estatales.

Comparte este rescate, ojalá que se haga justicia en este y todos los casos similares.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!