Rescata de la basura 60 currículos de desconocidos y los ayuda a encontrar empleo

Encontrar un empleo no es un asunto sencillo, por eso al haber una vacante en alguna compañía son muchos los interesados que llegan para optar por el puesto.

Aunque ahora la mayoría de las gestiones se hacen de forma remota, por Internet, el uso de los currículos en físico continúa siendo la regla. Pero con tristeza hay que reconocer que gran parte de estos papeles terminan tirados en el cesto de basura.

Cada jefe sabrá por qué deshecha el perfil de un posible empleado y eso es algo que no podemos cuestionar, pero hoy queremos mostrarte el increíble gesto de un buen hombre que está ayudando a muchos.

Se trata de Kaká D’Ávila un hombre que por su propia iniciativa rescató 60 currículos de la basura, los transcribió y llevó a diferentes empresas con vacantes.

De algún modo, Kaká hizo el trabajo de los desempleados y la suerte estuvo del lado de algunos de ellos, pues al menos 14 de esas hojas de vida fueron aceptadas.

Kaká ayudó a que 14 personas consiguieran trabajo.

Al preguntar a este excelente ciudadano la razón por la cual lo hizo, respondió de manera clara y honesta.

“¡Hice lo que todo el mundo debería hacer en esta situación! Detrás de cada hoja de papel hay una vida que merece respeto”, argumentó.

El asunto parece algo improbable pero es una historia real. Por ese motivo un joven que ahora tiene trabajo gracias a Kaká lo contactó para agradecerle por su labor. Un gesto que algo que el buen samaritano le sorprendió.

“Dejó de comer para gastar en copias de su currículum, se fue a pie a dejar su currículum en las empresas, ¡y lamentablemente terminaron en la basura! ¡Pero gracias a Dios tuvo un final feliz! Lo contrataron para un trabajo como almacenista”, celebró Kaká.

D’Avila es concejal en Porto Alegre, en Rio Grande do Sul, Brasil, y ya está cobrando fama en las redes por su curiosa, pero loable iniciativa.

Además de rescatar currículos y ayudar a la gente a encontrar empleo, este hombre también regala café en las filas de personas que se amontonan a las afueras del ministerio del trabajo, en busca de un empleo.


Para Kaká el mundo atraviesa tiempos difíciles pero si todos pudiesen hacer algo por ayudar al otro, seguro las cosas serían muy diferentes y esa es la principal motivación de este brasileño.

Kaká sabe que con su pequeña campaña está no sólo cambiando vida, sino impactando positivamente y espera que todo el mundo encuentre un modo de tender su mano a quien lo necesite.

Hay gente que vino al mundo para hacer de él un lugar más feliz y Kaká es uno de ellos, comparte su historia y ayúdalo a multiplicar su espíritu solidario.