Cuenta cómo regresó a la vida después de estar durante 14 minutos sin signos vitales

En los últimos tiempos, cada vez son más las personas preocupadas por mantener un cuerpo saludable y un corazón haciendo tic tac como reloj suizo. Por eso millones de almas se vuelcan cada día a correr las calles.

Aunado a los beneficios que el running tiene para el sistema cardiovascular, el bajo costo y la simplicidad de correr por la ciudad convierten este deporte en uno de los más practicados durante todo el año a nivel mundial.

Peter Corr es un británico residente de Telford, Inglaterra que adora correr. Sin embargo, hace unos días sufrió un infarto mientras realizaba su entrenamiento de rutina y estuvo nada menos que 14 minutos clínicamente muerto: no respiraba y su sangre dejó de circular por su sistema.

Afortunadamente, una corredora que presenció el incidente llegó hasta donde estaba la víctima e inmediatamente le práctico reanimación cardiopulmonar, junto con un ciclista que también vio a Peter caer al suelo y se acercó a ayudar.

Por su parte, otro transeúnte llamó a los servicios de emergencias y contó con la asistencia de una mujer, quien le transmitía la información que debía facilitar a los médicos.

El trabajo en equipo de los presentes en el lugar del suceso sirvió para mantener latiendo el corazón de este hombre de 46 años mientras llegaban los médicos, quienes le devolvieron la vida a través de un desfibrilador que tuvieron que emplear cuatro veces en el músculo vital del maratonista.

Familia de Peter Corr

Posteriormente, el corredor fue trasladado e ingresado durante nueve días en un hospital cercano. Luego de su recuperación, el deportista se reunió con sus rescatistas y les agradeció su buena voluntad para ayudarlo e instó a otras personas a aprender a realizar una reanimación de este tipo

“Me siento afortunado. Tengo otra vida, gracias todos los que me ayudaron a seguir viviendo”, confesó el runner y padre de tres hijos.

Además, el hombre también ha dicho que su accidente sirvió para que renovara y reafirmara su fe en la gente y en la naturaleza humana.

Sin lugar a dudas, correr es mucho mejor para la salud que sentarse delante del televisor y no hacer nada. Si decides hacerlo, debes practicarlo con calma, precaución y contar con una asesoría adecuada.

Aunque es una causa muy poco frecuente de muerte en corredores, conviene ser precavido y acudir a nuestro cardiólogo y/o médico deportivo para realizar una prueba de esfuerzo antes de practicar este deporte.

Cuesta menos que muchas zapatillas y aunque hay algunas patologías que no son detectables, sí nos informará de posibles arritmias o problemas coronarios.

Comparte esta noticia con tus familiares y amigos y haz deporte con precaución. Ten en cuenta tus capacidades y no las sobrepases, recuerda que, tan malo es el sedentarismo, como correr sin tener preparación. Evita accidentes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!