Reclama indignada por las insistentes e indolentes cartas que recibe su padre fallecido

Deana Barber no había contado con el tiempo suficiente para lidiar con la dolorosa partida de su padre cuando comenzó a recibir cartas de la inmobiliaria. Robert Barber vivía en un apartamento de Milwaukee y días antes de Navidad perdió la vida mientras dormía.

Los vecinos y familiares se extrañaron al ver que no lograban contactarlo así que llamaron a emergencias. En efecto, los paramédicos encontraron el cuerpo de Robert sin vida. Lidiar con la partida de un ser querido nunca resulta sencillo pero hacerlo en medio de una pandemia puede hacerlo aún más complicado.

Deana no contaba con los fondos suficientes para dar a su padre una despedida digna y pensó que contaría con la ayuda del depósito de seguridad que debe regresarse una vez que se termina un contrato de renta.

Lamentablemente, esto no fue posible. La compañía no sólo se negaba a cubrir esa cuota sino que también exigía a la familia de Robert el pago de la renta de todo enero; sin considerar que Robert había perdido la vida a mediados de diciembre.

Cuando recibió la primera carta en donde le exigían el pago a su padre, Deana pensó que se debía tratar de un simple malentendido y llamó a la inmobiliaria para explicar que el contrato de su padre había terminado en el momento en que perdió la vida.

“Les pregunté: ‘¿De verdad le hacen esto a la familia de alguien que acaba de fallecer?’. Lo único que respondían era: ‘Son las leyes de Wisconsin. Así es la ley’”, se lamentó Deana.

En efecto, la ley asegura que el contrato de renta de una persona que perdió la vida sólo llega a vencerse 60 días después de que la compañía reciba la noticia sobre su partida.

“Solo porque pueden hacerlo, no significa que deban hacerlo”, dijo Deana.

Sin embargo, la familia de Robert estaba segura de que serían más comprensivos con su dolorosa pérdida y podrían llegar a algún acuerdo. Hasta los momentos, eso no ha sido posible.

“Cuando lidiamos con esta difícil situación, solemos trabajar con los familiares y amigos. También contamos con un abogado que participa en el proceso de limpiar y devolver los objetos personales”, aseguró un portavoz de la inmobiliaria.

La compañía aseguró que lamentan la partida de Robert pero continuarán exigiendo a su hija el pago de la renta. Tampoco regresarán el depósito de seguridad ya que aseguran que el departamento cuenta con algunos daños que deberán ser cubiertos por esa suma de dinero.

“Puede que el lenguaje de nuestras cartas resulte poco simpático en esta situación. Sin embargo, utilizamos estos formatos para adherirnos a la ley”, dijo el portavoz de la inmobiliaria.

La incómoda situación ha creado un enorme debate en las redes y muchos se preguntan si es justo que la familia deba encargarse del pago de la renta.

Acompañamos a la familia de Robert en estos momentos tan tristes y esperamos que esta situación se resuelva lo más pronto posible. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!