Recibe 9,8 millones de dólares tras permanecer 30 años en la cárcel siendo inocente

Durante años los temas de poder y justicia siempre se han tratado con “delicadeza”, aunque no podemos negar que detrás de ellos hay cosas turbias que siempre terminan perjudicando a los demás con tal de seguir apostando por los beneficios personales.

Aunque muchos insisten en creer en las prácticas judiciales, en lo últimos años se han revelado casos que ponen en cuestionamiento la credibilidad del sistema judicial.

Hollam era solo un estudiante universitario cuando empezó su peor pesadilla.

Recientemente, ha salido a la luz pública el caso de Chester Hollam III, un hombre que pasó casi 30 años tras las rejas después de ser sentenciado por atentar contra la vida de alguien.

Hollamn tenía 21 años de edad cuando lo detuvieron, no tenía condenas previas, su antecedente estaba completamente limpio y trabajaba como conductor de vehículos blindados.

Sin suficientes pruebas fue condenado injustamente.

Sin embargo, pasó los últimos 28 años de su vida encerrado pagando un crimen que no cometió, todo porque conducía una camioneta blanca similar al vehículo del verdadero criminal.

Hollam fue acusado de atentar contra un estudiante después de un intento fallido de robo, si bien mantuvo su inocencia durante la sentencia, no fue sino casi tres décadas después que salieron a la luz detalles que permitieron declararlo como un hombre inocente.

Ahora debe intentar empezar de cero y dejar a un lado su terrible experiencia.

Los métodos que la policía usó para entonces fueron revelados recientemente, un juez dictaminó que la policía y los fiscales del caso habían creado una condena a través de declaraciones diseñadas por testigos que no estaban involucrados en el caso.

La fiscalía y los entes competentes de hacer cumplir la ley en 1991 retuvieron evidencia clave para poder encontrar al verdadero culpable.

Este no es el primer caso de negligencia judicial en Filadelfia.

El 30 de diciembre se reveló la inocencia de Hollman, ahora con 49 años de edad, en vista del grave error legal cometido, recibirá $ 9.8 millones como compensación.

Desafortunadamente, esta no es la primera vez que el sistema judicial de Filadelfia se ve inverso en un escándalo por condenar a un inocente, Hollam recibió $ 50.000 menos que el acuerdo de condena por la condena de negligencia más grande otorgado en Filadelfia.

Con este caso, muchos han expresado su descontento contra el sistema judicial.

La abogada de Hollam, Amelia Green, comentó al respecto:

Había pruebas irrefutables de que Chester era inocente, es inocente y siempre ha sido inocente y nunca habría sido condenado injustamente, aparte de una extraordinaria mala conducta policial. Está haciendo lo mejor que puede para seguir adelante. Es una persona increíblemente fuerte”.

Si bien este acuerdo financiero no podrá devolverle todos los años que pasó encerrado injustamente, al  menos tendrá los recursos para empezar una vida completamente nueva.

No hay palabras para expresar lo que me quitaron, pero este acuerdo cierra un capítulo difícil en mi vida, ya que mi familia y yo ahora nos embarcamos en uno nuevo.”

Esto ha provocado la indignación de muchos quienes exigen que se investiguen a fondo las prácticas judiciales, especialmente, cuando se han revelado otros casos de hombres condenados injustamente.

Déjanos saber tu opinión y no te vayas sin antes compartir esta increíble historia en tus redes.