«Queremos salvar a nuestro hijo»- Los padres de un niño de 3 años piden un donante urgente

Patricia Cabello y José Sánchez son los padres de Lucas, viven en Almería, el pequeño fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda, una afección que hace que su médula ósea produzca una cantidad excesiva de linfocitos inmaduros.

Lucas necesita con urgencia encontrar un donante de médula que sea compatible con él para salvar su vida. A través de las redes sociales su familia ha comenzado una campaña para pedir ayuda y promover la donación de sangre y médula.

Los padres del niño crearon un grupo de Facebook llamado “Médula para Lucas”, donde comparten información sobre la donación e instan a los seguidores a ayudar.

Los vecinos de la familia realizaron la primera colecta de transfusión de sangre a la que acudieron muchas personas de forma voluntaria como un gesto de solidaridad con el duro momento que enfrentan. Algunos mantienen la esperanza de que tras los exámenes médicos pertinentes resulten compatibles con Lucas.

Los padres del niño han agradecido el apoyo recibido y esperan encontrar a un donante compatible con Lucas, quien permanece ingresado en el Hospital Universitario de Torrecárdenas.

La única esperanza para salvar la vida de Lucas es que aparezca un donante compatible. Sus padres se aferran a la posibilidad de que pronto encuentren a la persona indicada para que su hijo pueda recibir el trasplante.

“Eso va a salvar la vida de nuestro hijo y es algo que vamos a agradecer siempre. Queremos salvar a nuestro hijo”, dijo Patricia.

El próximo 31 de enero, los vecinos de la localidad en la que reside la familia podrán congregarse en un centro cívico de la zona conocido como “La Matraquilla” donde se llevará a cabo una jornada especial para Lucas.

Los asistentes podrán donar sangre y médula, se efectuará desde las cinco de la tarde hasta las nueve de la noche, de acuerdo con la información suministrada por la policía local. Los agentes estarán en el lugar garantizando la seguridad de todos los asistentes.

Patricia y José esperan que pronto su hijo recupere la esperanza de crecer junto a ellos y que puedan acompañarlo en cada adversidad y celebrar cada triunfo durante su vida.

Para eso necesitan la solidaridad de todas las personas que se animen a ser donantes aumentando las probabilidades de que Lucas encuentre un donante compatible.

Además, la jornada de donación continuará salvando la vida de otros pacientes que dependen de la donación de sangre y médula para seguir viviendo.

Donar sangre y médula no cuesta nada, pero puede ofrecerle a alguien años de vida. Ojalá que los padres de Lucas, y los de todos los niños que luchan contra una enfermedad como esa, reciban la noticia que tanto han esperado: que apareció un donante compatible.

La madre de Lucas dijo que ha sido muy difícil luchar contra la enfermedad de su hijo, actualmente recibe tratamiento de quimioterapia ante una recaída.

Los dos últimos años han sido muy duros, primero, sobre todo, porque ver a un niño tan pequeño, a nuestro hijo, sometiéndose a un tratamiento tan fuerte fue verdaderamente doloroso”, dijo Patricia.

Aseguró que ni ella, ni su esposo, ni su otro hijo, son compatibles con Lucas. Esperan encontrar cuando antes a un donante.

“Alguien de corazón noble que me devuelva la fuerza y la alegría”, agregó Patricia.

Compartir su historia también es una manera de ayudar a Lucas a encontrar la médula que necesita para vivir.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!