Queda embarazada de trillizos después de una noche junto a su ex novio de la infancia

Cuando Charliann Broadhurst y Ryan Hill se enamoraron, se casaron y trajeron al mundo a tres hermosas criaturas, jamás imaginaron que sus caminos se bifurcarían en senderos distintos. Pero así fue, debido a diferencias que, para el momento, fueron irreconciliables. 

Sin embargo, donde hubo fuego, cenizas quedan, y los novios de la infancia tuvieron una aventura de una noche, durante la cual Charliann quedó embarazada de tres angelitos más, unos trillizos que, sumados a sus otros tres hermanitos constituyen al menos una media docena de razones para que la pareja vuelva ser feliz junta, criando a la pandilla. 

Charliann Broadhurst y Ryan Hill con todos sus hijos

Nadie podía creerlo ya que en el momento de la concepción, Ryan y yo no estábamos realmente juntos. Él es el amor de mi infancia y hemos estado juntos desde que teníamos 15 años, pero en ese momento estábamos pasando por un mal momento”, dijo la feliz mamá. 

La pareja asegura que la noticia del embarazo fue una sorpresa que les terminó de abrir los ojos ante el sinsentido de su alejamiento, pero cuando se enteraron de que eran trillizos, su alegría se desbordó por triplicado.

No podían creer que aquella noche fuera tan definitiva para sus vidas, su futuro y el de su familia.  

Les digo a todos que quedé embarazada en una aventura de una noche, con el hombre con el que ya tenía hijos. Es un milagro. Era como si alguna fuerza externa quisiera volver a unirnos. Es, literalmente es un cuento de hadas”, dijo la emocionada Charliann. 

Además, añadió que, de ninguna manera el embarazo fue planificado. Se enteró cuando acudió al médico para atender un malestar y, después de algunas pruebas, el resultado la dejó en el sitio, boquiabierta. 

Ni siquiera pensé que estaba embarazada. Fui al médico por curiosidad porque me sentía realmente mal y él me dijo que estaba embarazada. Como había estado sangrando, me envió directamente al hospital. Fue cuando supe que eran trillizos”, aseguró la seis veces mamá. 

Al principio se vieron solo dos en el escaneo, pero tras una segunda revisión el ecografista determinó que podía llevar un tercer bebé en su ser, como en efecto sucedió. 

No sabía cómo tomarlo. Los gemelos son mi cuento de hadas. Siempre soñé con tener gemelos, pero unos trillizos, son lo máximo”, añadió Broadhurst. 

El embarazo evolucionó a la perfección y después de dos semanas en el hospital la orgullosa madre fue dada de alta. Sin embargo, una exploración de seguimiento reveló que los bebés habían dejado de crecer. Algo andaba mal, por lo que a la paciente debió practicársele una cesárea de inmediato. 

Charliann dio a luz a las 33 semanas, y Ryan el padre, tuvo la suerte de estar allí para ver a sus bebés abrir sus ojitos a la vida y al mundo y cortar sus tres cordones umbilicales.

Nacieron a las 12:31 pm, el 31 de mayo de 2019, increíblemente, en el mismo minuto, en el momento preciso para hacer revivir el amor entre sus padres. 

Comparte esta hermosa historia de amor familiar con tus seres queridos, y ojalá todos podamos sentir la emoción, los nervios y la alegría indescriptible de esa primera vez que nuestros ojos se posan en el milagro que son los hijos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!