La expulsan de su escuela tras difundir imágenes del inseguro primer día de clases

Tras meses sumidos en esta pandemia, en muchos países del mundo han comenzado a cuestionarse los modos de reactivar las actividades, pero el asunto parece no ser tan sencillo. En los Estados Unidos, algunos sectores de la economía se han activado pero el asunto en el terreno escolar aún continúa creando gran controversia.

En esta ocasión, una alumna de décimo grado dejó al descubierto cómo las intenciones del gobierno parecen no tener coherencia alguna.

Se supone que las clases deben retomarse, pero tanto los estudiantes como el personal deben someterse a medidas estrictas para evitar los contagios, no obstante, una fotografía mandó por el coladero todas las supuestas medidas de seguridad.

Decenas de estudiantes se aglomeran en los pasillos de las escuelas.

Hannah Watters, de 15 años, estudia en el North Paulding High School (NPHS) en Dallas, Georgia, y se ha tenido que reincorporar a sus clases para no perder el año pero el asunto no parece tan cómodo para ella.

«Al entrar [a la escuela] estaba nerviosa, pero confiaba en que Paulding nos mantendría a salvo. Pero fue peor de lo que pensé que iba a ser. No me sentí segura, especialmente al volver a casa con la familia después de ir a la escuela», dijo Hannah.

Al llegar a su casa, la joven publicó las imágenes en su perfil de Twitter y de inmediato la gente comenzó a reaccionar, las fotos se hicieron virales.

Un pasillo abarrotado de estudiantes y maestros, en el que algunos de ellos ni siquiera llevan puesta una mascarilla, es parte de la denuncia de la estudiante para quien la situación es realmente preocupante.

Lo más insólito del asunto es que Hannah fue suspendida de su institución por haber denunciado la falta de medidas de seguridad. 

«No pensé que llegaría a ninguna parte, así que cuando lo hizo, me puse un poco nerviosa, ¿y si la gente se enoja conmigo? Pero me di cuenta de que si se enojan conmigo, no es tan malo como si alguien en la escuela muriera de COVID-19», dijo Hannah dijo.

En la imagen se observan varios estudiantes sin mascarilla

Los directivos de la escuela tomaron medidas rápidas y suspendieron a la estudiante, no obstante, han tenido que admitirla nuevamente después de que el asunto se hiciera viral y la madre reclamara por la suspensión.

Sin embargo, quizás valga la pena preguntarse si alguien quisiera regresar a la escuela en esas condiciones.

La fotografía de Hannah salió a la luz en medio de una batalla entre autoridades del mundo que no saben muy bien cómo asumir la pandemia.

Es difícil saber el destino inmediato de la educación pública frente a un virus que ha matado a más de 809.000 personas en apenas meses, quizás sea necesario que como familia se planifiquen en otros modos en enfrentar las consecuencias colaterales de esta pandemia.

Algunos científicos apuestan por aprender a vivir con el virus, pero es evidente que las escuelas podrían convertirse en verdaderos focos de contagio. Comparte esta noticia y déjanos saber tu opinión sobre este polémico tema.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!