Un descuido con los flotadores le cuesta la vida a un niño de 4 años en una piscina

A lo largo y ancho del continente son muchas las familias planifican sus vacaciones, algunas viajan dentro de su país y otras a otros países con la finalidad conocer nuevas culturas mientras descansan. Pero siempre con la mejor intención de dejar grabados en su memoria hermosos recuerdos de esos divertidos días.

Sin embargo, en este caso, lamentablemente el destino de Presley Stockton, un pequeño de apenas 4 años era otro, a pesar de que sus padres se esforzaron por darle unas merecidas vacaciones y verlo alegremente de jugar con otros niños el final de su viaje fue muy diferente al esperado.

La familia de Presley llegó al Hotel Paradise Park, un acogedor hotel de 4 estrellas en la popular área de resorts Los Cristianos, en Tenerife. La familia quería pasar una agradable semana lejos del estresante ritmo de la ciudad.

Se pudo conocer que Presley habría salido de la piscina con intenciones de ingerir algo, y le comentó a su padre lo incómodo que era comer con los flotadores puestos en los brazos, por lo que solicitó que se los quitaran para poder comer con mayor comodidad.

Al terminar de comer el pequeño se lanzó a la piscina sin colocarse nuevamente sus flotadores.

Poco tiempo después todos fueron sorprendidos por los gritos de otros niños que señalaban a Presley flotando boca abajo en la piscina. Aunque el pequeño fue sacado con rapidez, lamentablemente sus pulmones estaban completamente llenos de agua y a pesar de que los paramédicos hicieron su mejor esfuerzo para revivirlo no pudieron hacer nada para devolverle el aliento.

Un estudio post morten del Royal Manchester Children’s Hospital, en Manchester, confirmó que Presley falleció por ahogamiento.

Las investigaciones revelaron que Presley estaba tan emocionado por regresar a la piscina y jugar con sus amigos, que en vez de ir para que sus padres le colocaran los flotadores en los brazos se abalanzó en la piscina.

El padre de Presley afirmó que dijo que habían comprado los flotadores para evitar que se ahogara.

Le habíamos dicho que no podía ir al otro lado de la piscina y para que se quedara del lado seguro para niños también le habíamos comprado otros artículos”.

Un representante del Hotel, el Sr Wlash informo que el deceso de Presley se habría provocado de manera accidental. Lamentó profundamente la pérdida del pequeño y se comprometió a reforzar aún más las medidas de seguridad especialmente con la presencia de niños en las piscinas.

Facebook

“A todos en el Hotel nos tomó por sorpresa lo ocurrido. A pesar de que cumplimos con rigurosas normas de seguridad para el disfrute de todas las personas, lamentamos que sucedan casos aislados como estos”.

Presley acababa de empezar la escuela en Manchester, Nicola Green la directora del colegio escribió un corto, pero emotivo homenaje a quien ella particularmente describía como “El Burbujeante Presley”.

A pesar de que había estado con nosotros muy corto tiempo lo sentíamos parte de nosotros. Era un niño muy alegre y se hacía sentir”.

Los padres del pequeño han decidido emprender una campaña para promover el aprendizaje de la natación en niños pequeños y recordar la importancia de vigilarlos de forma permanente. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!