«Por favor llámame»–Difunde la transformación de su hijo por las adicciones y ruega que aparezca

El uso de sustancias estupefacientes y psicotrópicas producen aterradoras consecuencias para la salud, se ha convertido en un problema social. De esto da fe una madre de Missouri, que ha vivido un calvario con la transformación de su hijo producto de este terrible problema.

Jennifer Salfen-Tracy es una mujer que vive en Wentzville, Missorui, madre de un joven de 26 años de nombre Cody Bishop.

La preocupación, el dolor y la angustia que vive Jennifer con la adicción de su hijo, la llevó a compartir en su cuenta de Facebook, las fotos donde se ve la dramática transformación que ha sufrido el joven.

La diferencia entre una y otra imagen es de solo siete meses, pero el cambio que ha presentado el cuerpo de Cody, es alarmante. Como era de esperarse, la publicación se viralizó en las redes sociales.

Aquel joven de 26 años que se graduó de Wentzville Holt High School en 2011, donde tuvo un excelente desempeño como atleta, dista mucho de lo que ahora es.

Tenía un aspecto fornido y saludable, pero solo queda la sombra demacrada de un cuerpo delgado, con evidentes señales del uso de agujas en sus brazos.

“La cara de dos sustancias letales… es una realidad para muchas personas y familias en este mundo de hoy. Para mi familia y amigos que me conocen, saben que mi hijo mayor, Cody Bishop, sufre de su adicción», escribió la preocupada madre.

Jennifer reconoce que tenía dudas en cuanto a compartir esa información públicamente, pero todas sus amistades sabían del caso, y constantemente le preguntaban cómo seguía su hijo.

«Dudé en compartir las fotos, pero muchas personas preguntan cómo van las cosas, así que siento que debería publicarlas. He aprendido a lo largo de este camino que muchas personas y familias enfrentan el mismo dolor de corazón, pero simplemente no hablan de ello”, aceptó la madre.

Además, quería que su mensaje llegara a los jóvenes que pudieran estar pasando por esa situación, para que se dieran cuenta de cómo destruye sus vidas caer en ese mundo; y a la vez alertar a los niños y adolescentes a tiempo.

La madre no ha sabido nada de su hijo en varias semanas, y le ruega que la llame para saber que está bien.

La preocupada mujer está consciente de que saber que a su hijo le está yendo mal en su vida es terrible, pero no escuchar nada de él, es aún peor.

“Cody, si ves esto, por favor llámanos. Te amamos”, concluyó la angustiada Jennifer.

Esperemos que pronto Cody recapacite y se enrumbe a caminos más provechosos para su vida.

Comparte esta dramática historia con todos tus amigos y conocidos. Y valoremos sobremanera la vida sana en todos los sentidos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!