“Por favor compren un dibujo” – Vende sus ilustraciones en la calle para sobrevivir

Conozcamos a don Baldemar, un tierno abuelito de 74 años de edad que dedica sus últimos días a realizar hermosos dibujos para ganarse la vida, sentado en las bancas del Paseo de la Reforma de Ciudad de México, listo para todo aquel que le pida alguna de sus creaciones artísticas.

Y es que la situación económica de la nación azteca, así como de la mayoría de los países del mundo se ha visto golpeada por la pandemia de COVID-19, obligando a la mayoría de la población a mantenerse en aislamiento social para frenar la propagación del mortal virus, e impulsando a las personas a buscar la manera de sustentarse.

Su situación se volvió viral en las redes sociales, luego de que una usuaria identificada como decosmonaute, publicó algunas fotografías, tanto de nuestro protagonista, como del extraordinario trabajo que este realiza en las calles mexicanas.

Don Baldemar se siente orgulloso de sus dibujos y de intentar ganarse la vida con ellos

La joven internauta explicó que, debido a su avanzada edad, a don Baldemar se le dificulta conseguir un trabajo estable que le permita hacer dinero y sobrevivir a esta cruda realidad que nos ha tocado vivir a lo largo de todo este año 2020.

Es por ello que el venerable pintor se sienta en medio de la avenida Paseo de Reforma, específicamente en unas bancas ubicadas entre la glorieta de la fuente de la Diana Cazadora y el cruce con la calle Río Mississipi, donde realiza cualquier tipo de obras por encargo y las vende a los transeúntes quienes, extasiados admiran al noble caballero de las artes.

“Hoy conocí a Don Baldemar, es un señor dibujante de 74 años, vende sus dibujos para vivir. Si quieren apoyarlo comprando un dibujo o trayéndole algo de comer, se los agradecerá mucho. Se encuentra frente al Cinépolis Diana, sobre Reforma en la Ciudad de México”, se lee en la publicación.

La idea de esta joven es visibilizar la situación de este y tantos otros ancianos que se han visto en la obligación de reinventarse para poder sobrevivir y lograr que, tanto las autoridades como los ciudadanos tomen cartas en el asunto para que el abuelito reciba la ayuda correspondiente que tanto necesita.

Por suerte, para algunos, las redes sociales han sido de gran ayuda y han mostrado que existen muchas personas de buen corazón, aunque, por desgracia, son miles las personas que han perdido la vida, a seres queridos, su trabajo, su negocio o su vivienda

La respuesta de los usuarios fue mejor y más oportuna de lo esperado. Decenas de personas se han sumado a la causa y no han dudado un instante en ayudar para que don Baldemar la pueda pasar mejor durante esta difícil etapa.

Sus dibujos además son muestra de la picardía mexicana

La joven le llevará poco a poco el dinero y las donaciones de alimentos, pues no tiene dónde guardar todo y no quiere exponerlo a más riesgos.

“El día de ayer le llevamos el dinero que todos ustedes con su gran corazón hicieron el favor de donar. Don Baldemar no aceptó todo por su seguridad, ya que vive en la calle y lo pondría en riesgo. Acordamos con él guardarlo y llevarle cada semana un tanto hasta que se termine”, comentó la usuaria.

Gracias Don Baldemar por está muestra de espíritu guerrero

Por su parte, don Baldemar agradeció con mucha humildad a todos los que le auxiliaron y en retribución les dedicará un poema junto con uno de sus sensacionales dibujos.

Cada uno en función de sus posibilidades debe hacer lo que pueda para que todo esto pase. De esta manera, todos nos podremos sentir los héroes y heroínas de este cuento. Comparte la historia de Baldemar, la solidaridad de todos es fundamental para superar esta pandemia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!