La desgarradora carta de una madre a su hijo que se quitó la vida

La pérdida de un hijo es un dolor profundo con el cual algunas madres deben aprender a vivir. Sin importar los años, ellas siempre recordarán con desgarradora nostalgia esa persona que nació de sus entrañas y que por desgracia perdieron. Más aún, cuando la partida ocurre de forma inesperada y bajo las más terribles circunstancias. Así lo señala una madre que vive con el dolor de haber perdido a su hijo de 30 años tras suicidarse por culpa de una terrible depresión.

Alex Hocken era un profesional exitoso y feliz pero un accidente lo dejó en casa durante algunos meses, provocándole una profunda depresión que lo llevó al suicidio. Ya han pasado dos años de la tragedia pero el dolor de su madre, Poppy, sigue intacto. La mujer ha decidido compartir una carta y esta se ha hecho viral.

El hijo de Poppy primero se graduó de ingeniería mecánica en la Universidad de Sheffield y un año después decidió retomar sus estudios. Alex quería dedicarse a ayudar a los demás y decidió ingresar en Bristol para licenciarse en enfermería, siguiendo así los pasos de su madre.

Durante un viaje, Alex sufrió una fractura en una de sus piernas mientras practicaba esquí. Por esa razón, se vio obligado a dejar de forma temporal sus estudios y su dinámico ritmo de vida para permanecer en casa durante 20 meses. Ese tiempo fue determinante para la vida del joven, que no pudo soportar el encierro y las duras dificultades que iban apareciendo durante su recuperación.

El 13 de noviembre de 2016 Alex salió hacia la casa de su novia. Esa noche envió un mensaje a su madre antes de suicidarse. Pero Poppy no pudo leerlo a tiempo. Ese hecho aún representa un gran peso en su corazón y ahora la valiente mujer ha querido hacer pública una carta dedicada a su hijo, con la cual espera poder alertar a otras personas.

Poppy compartió con Bristol Live la carta que dedicó a su hijo Alex.

Entre sus líneas, la madre expone el insoportable dolor por la pérdida de su hijo. Poppy aún siente cierta responsabilidad por no haber sido capaz de detectar alguna señal que advirtiera cómo se sentía Alex. Con mayor nostalgia, siente el no haber respondido el mensaje que su hijo le envió justo antes de suicidarse.

“La tristeza que siento me inunda completamente, a veces las lágrimas se derraman de mis ojos sin previo aviso y con frecuencia me abruman”, dice Poppy en su carta.

La madre recuerda la mañana en que Alex se despidió de ella, antes de salir a casa de su novia. Poppy jamás imaginó que esa sería la última vez que vería a su hijo con vida. Alex murió 36 horas después de esa despedida a causa de una sobredosis tras ingerir varios medicamentos. Al parecer, el joven había tenido una discusión con su novia y en medio de la cólera tomó la peor decisión.

“Esa noche hiciste una elección, una mala elección. Mi mundo se puso de cabeza en las primeras horas del 14 de noviembre de 2016 cuando recibí esa llamada”, confiesa Poppy en la carta.

Carta de POppy: “lo que desearía que supieras”

“A mi querido niño,

Alex, tú fuiste mi primer nacimiento, mi pequeño milagro. Simplemente perfecto. Siempre imaginé una gran vida para ti sin daños. Mi instinto de madre era siempre proteger a mis cachorros, pero esa fatídica noche no pude protegerte. Mi corazón se destrozó y estoy tratando de recomponerlo lentamente.

Nosotros, tu familia, estamos luchando para comprender por qué nos has dejado. Ahora estás en paz y libre de todos tus problemas, pero nosotros no lo estamos. Nos quedamos devastados, llenos de angustia, dolor y confusión.

Sé que te dolería mucho saber esto. Nunca quisiste lastimar a nadie y sé que pensaste que estaríamos mejor sin ti, pero estabas tan equivocado… Preferiríamos tenerte aquí con nosotros ahora, sin importar nada. Ningún problema vale la pena para quitarse la vida.

Ese amor por el deporte extremo fue tu caída. El resultado de ese accidente de esquí te provocó una profunda depresión, pero luchamos para obtener la ayuda que necesitabas. Realmente pensé que estabas mejorando. ¡Qué equivocada estaba! Ese sábado por la mañana, nunca, nunca imaginé que sería la última vez que te vería. 

Sueño contigo a menudo y nunca quiero despertarme porque no quiero perder tu imagen. Nunca te veré cumplir los sueños que tuviste: matrimonio, viajes y una familia propia.

Alex, todos te amamos y daríamos cualquier cosa por tenerte de vuelta en la seguridad de tu familia. Haré todo lo que esté a mi alcance para evitar que esto suceda a otras familias y haré lo que pueda para crear conciencia sobre la salud mental de los jóvenes.

Hasta que nos volvamos a encontrar, mi hermoso niño, solo sé que te amo”.

Mamá

Bristol Post

Esta valiente mujer ha expresado sus sentimientos a través de esta carta, con la cual, más que un desahogo, busca crear consciencia en los jóvenes y evitar más suicidios. Además, la madre alerta a los padres para que presten especial atención a la salud mental de sus hijos cuando estos se encuentren atravesando por alguna situación difícil.

Ayuda a difundir esta emotiva carta y haz posible que el mensaje de Poppy recorra el mundo. Su palabras podrían ayudar a salvar una vida si son leídas en el momento indicado.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!