Policías actúan al ver a dos niñas de 4 y 2 años arriesgando su vida en una peligrosa avenida

Cuando una mujer «desesperada» se alejaba corriendo en la noche del miércoles, entre las avenidas General Paz e Ibarrola, en el barrio de Liniers, en Buenos Aires (Argentina), unos policías locales que patrullaban la zona, se detuvieron de inmediato.

Un poco más lejos, dos pequeñitas, de 18 meses y 4 añitos, tratando de cruzar la peligrosa avenida, bastante angustiadas, los alarmaron enormemente.

Nunca imaginó que sus crueles planes serían descubiertos

Los oficiales, en un inicio, se acercaron a la mujer para ofrecerle ayuda, ya que pensaron que estaba escapando de algún peligro, pero la escena dio un giro inesperado al verse interrogada.

La mujer de 21 años argumentó que no conocía a las menores, luego reconoció que sí, que era su tía, pero finalmente la hermanita mayor confesó, sin titubear:

«Ella es mi mamá».

Enseguida, los policías entendieron que estaban frente a un terrible caso de abandono infantil, mucho peor del que imaginaron.

Después de no poder más evadir las preguntas de los policías, finalmente la mujer reconoció ser la progenitora de las pequeñas, y que efectivamente las estaba abandonando.

Seguido de eso, apareció un hombre de 28 años, de nacionalidad boliviana, que dijo ser el padre. Y al igual que la mujer, entre lágrimas, confesó que juntos habían perpetrado el abandono en ese lugar porque no podían mantenerlas. 

Las menores fueron trasladadas de inmediato al hospital Santojanni, de  acuerdo a los protocolos establecidos en estos casos, donde afortunadamente se encontró que no presentaban signos de violencia, y tenían un buen peso.

Sin embargo, el caso conmociona al país entero porque además de lo estremecedor que supone dejar a su suerte a dos criaturas tan chiquitas, si los policías no hubiesen llegado a verlas, el desenlace pudo haber sido fatal.

Las pequeñas fueron encontradas cruzando esta vía arriesgando su vida

Tanto un equipo de psicólogas del hospital, como el Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes, activaron también sus protocolos para evaluar su condición emocional.

Si bien apareció más tarde la abuela de las menores, ahora las pequeñas permanecen bajo custodia de la Justicia en el hospital, y los padres han sido detenidos. Especialmente porque, además, la madre presentaba signos de embriaguez. El caso está en manos de la Fiscalía, y ambos progenitores se enfrentan al delito de “abandono de persona agravado por el vínculo”.

La doctora María Sol Quintas, que fue quien primero atendió a las pequeñas en la ambulancia, contó que le impresionó verlas tan sucias, asustadas y muertas de hambre, pero sin darse cuenta real de que estaban siendo abandonadas.

«Devoraron un paquetito de galletas que les di, seguramente no comieron por horas», dijo la doctora.

En este video puedes conocer más detalles del caso que indigna a tantos:

La respuesta de las redes no se ha hecho esperar. «Yo no puedo creer esto, ¡por Dios! Que una madre abandone a sus hijas en plena avenida tan peligrosa. Con tanta gente que quiere adoptar y no puede tener hijos… Imperdonable!!!», dijo una internauta. «La palabra madre le queda grande, es una bestia, ni un animal hace eso», lamentó otra usuaria.

Es un caso que nos pone los pelos de punta, pensando en el destino que les pudo esperar si no hubiera sido por los uniformados que actuaron a tiempo. Comparte para crear consciencia, y que todos los padres sepan que existen mil opciones más antes de tirar a los hijos a su suerte.