Gerard Piqué estaría a un paso de quedarse desempleado por su presunta infidelidad

No sólo Shakira está atravesando por momentos complicados al tener que tomar decisiones sobre el mejor destino para sus hijos. Gerard Piqué, que parecía haber vuelto a los 20, disfrutando a tope su nueva y desfasada vida de soltero, gastando «indecentes cantidades de dinero cada noche en restaurantes y discotecas», según ha  trascendido a los medios; ahora teme por su trabajo, lo que además podría comprometer seriamente la custodia de los pequeños Milan y Sasha, que pretende batallar hasta el final.

Piqué estaría a punto de quedarse fuera del F.C. Barcelona debido al escándalo de infidelidad

Piqué

Diversos medios españoles han asegurado que Gerard Piqué, uno de los capitanes del equipo, y aspirante a convertirse en futuro presidente del Fútbol Club Barcelona, se ha convertido en un gran problema.

Tanto para los directivos, por su sueldo que asciende a 15 millones de euros anuales, además de lo que se le adeuda (casi 50 millones de euros); así como para el entrenador que está harto de su papel de «pluriempleado».

Xavi Hernández, en una última reunión con Piqué, habría llegado al límite exigiéndole al futbolista dedicación exclusiva al equipo, advirtiéndole además que su estatus como pieza indiscutible cambiará a partir de la próxima temporada.

Sin embargo, Xavi se habría preocupado por su situación personal, pero le recalcó:

«Si no estás al cien por cien en todo, no sirves para estar en el equipo».

Además, le recalcó que debía llevar una vida extradeportiva ordenada y reglada y, más importante aún, que debía «adaptar su salario a las necesidades del club».

Y es que, a su poco rendimiento deportivo, dados sus 35 años, y su alta exigencia salarial, se suma que desde la directiva ven con suma preocupación «la hiperactividad del futbolista, ya no solo porque su vida nocturna, de repente, haya adquirido relevancia en la prensa rosa tras oficializar su separación de Shakira; sino también por todos sus compromisos con la empresa Kosmos, de la que es presidente».

Piqué no tuvo otra opción que aceptar la reprimenda de su antiguo compañero de equipo, y ahora entrenador, pero le dejó claro que bajo ningún concepto está dispuesto a dejar el Barcelona este verano.

Pero sí dijo que a partir de ahora va a apostar por un perfil bajo y que va a aparcar temporalmente sus apariciones públicas, por el Barça.

Desde la directiva del azulgrana, están convencidos que entre la controversia mediática que está generando el futbolista y lo mucho que le pagan, su salida del equipo sería la mejor solución para contratar nuevos jugadores que les permita comenzar una nueva era en el F.C. Barcelona.

Ha trascendido que en los últimos días Piqué ha tenido una serie de densas conversaciones con los «pesos pesados» del área directiva del club, ya que está dispuesto incluso a bajarse el fichaje, y quiere demostrar a todos que es el mejor defensa central.

Sin embargo, todos esos encuentros han estado centrados más en hablar sobre su vida personal, y el escándalo de su separación de Shakira, que otra cosa.

Robert Lewandowski es uno de los nombres que se barajan para darle la bienvenida al equipo, quien se convertiría en una pieza clave para los vientos nuevos que quieren darle al club.

Si Piqué efectivamente llegara a salir del Barcelona, somo se sospecha, el Manchester United y el Paris Saint Germain podrían ser sus próximos destinos. Pero, es algo que definitivamente complicaría gravemente el acuerdo de compartir la custodia de sus hijos con Shakira. 

Muchos apoyan la reprimenda de la directiva a Piqué por la mala imagen que está generando, otros lo defienden porque no consideran justo que se mezcle la vida personal con su desempeño como futbolista.

Mientras que los fans de Shakira aplauden que sea lo mínimo que merece como premio a su infidelidad. ¿A ti qué te parece?