Pierde su trabajo de albañil y ahora gana 9 mil dólares al mes jugando vídeo juegos

Desde el comienzo de la pandemia, muchas personas han perdido su trabajo de un día para otro. Las medidas de cuarentena y aislamiento social han afectado profundamente la economía de muchas empresas y se han visto en la obligación de despedir un porcentaje importante de sus empleados o darles un permiso no remunerado hasta que la situación se mejore.

Cuando Harry Mullinder se vio en medio de esta situación comenzó a temer por él y por su familia, quería asegurarse de contar con un ingreso económico pero no lograba encontrar otro trabajo para él. En medio de tantos días sin nada que hacer, decidió relajarse un poco y retomar su viejo pasatiempo por los videojuegos.

“La primera semana en la que me quedé sin trabajo fue extraña. Al principio pensé que eran como unas vacaciones, pero luego comencé a entristecerme y preocuparme”, explicó Harry.

A través de su cuenta de Facebook se dispuso a jugar Call of Duty: Warzone y quiso probar suerte al transmitir el juego en vivo.

“Desde los 16 años trabajo y estoy acostumbrado a horarios de 9 am a 6 pm. Me costó decidirlo pero no quería que pasara el tiempo y preguntarme qué hubiese pasado de haberlo intentado”, dijo Harry.

Harry había visto que muchas personas lograban hacer dinero a través de las plataformas de Streaming. Nunca se había considerado un jugador verdaderamente talentoso pero sabía que una de las cosas más importantes era prestar atención a sus seguidores e intercambiar un par de palabras con ellos a través del chat de la transmisión.

“Trato a todos por igual en el chat y me esfuerzo por responder cada uno de los mensajes”, dijo Harry.

El resultado fue maravilloso. Durante su primer mes logró hacer más de 9 mil dólares.

“A través del chat todos nos reímos. A veces hasta pierdo por hacer bromas con los seguidores. Pero lo importantes es divertirnos. Estoy allí para entretenerlos”, aseguró Harry.

El mismo Facebook comenzó a notar que las ganancias de Harry a través de sus transmisiones en vivo estaban resultado todo un éxito y le ofrecieron una asociación.

Esto es algo por lo que trabajan muchos jugadores después de años y años de trabajo pero Harry lo consiguió en cuestión de tan sólo un par de semanas.

Fue entonces cuando el joven tuvo que cuestionarse a sí mismo si tomaría los videojuegos como algo a tiempo completo.

Lo mejor de todo, es que Harry aprovechó sus habilidades como albañil y construyó una nueva sección en su casa para tener una sala de juegos y realizar más cómodamente las transmisiones.

Está ganando lo suficiente para pagar sus facturas e incluso ahorrar con la esperanza de comprar una casa.

¿Qué opinas del drástico cambio en la vida de Harry? No te vayas sin compartir este caso que ha dejado a muchos considerando entrar al mundo de los videojuegos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!