Pierde la vida mientras tomaba fotografías sobre una roca para publicarlas en sus redes

¿Alguna vez has pensado en lo peligroso que puede ser tomarte fotografías durante un paseo? Aunque no lo creas, muchas han sido las personas que han fallecido inesperadamente en medio de viajes de relajación, en donde capturaban felizmente los momentos más memorables.

Su paseo terminó en tragedia

Tristemente, una joven profesora brasileña tuvo un fatal final el pasado 17 de enero. Su nombre era Soliane Luiza y únicamente tenía 28 años cuando perdió la vida después de caer de una roca, mientras se tomaba fotografías en una zona turística conocida como Ponta do Vigia, en Penha, en la costa norte de Santa Catarina.

Soliane solo quería realizar un recorrido por esa bella zona que es una de las más concurridas en el municipio. Estaba más que contenta de encontrarse ahí, en medio de un gran río cristalino que la dejaba sin habla.

Pero nunca imaginó que al caer de la roca, sobre la que se tomaba fotografías, sería arrastrada por una gran ola.

Salvarla fue una misión casi imposible

Fue a las 4:30 pm que los demás turistas se comunicaron de emergencia con el Departamento de Bomberos para alertar sobre el fatal accidente. Al lugar tuvo que llegar un helicóptero y personal especializado de rescate, pero la situación era extremadamente complicada.

El lugar en el que la profesora había caído y desaparecido se encontraba en un área muy estrecha. Además, los fuertes vientos obstaculizaban que los rescatistas pudieran acceder para buscar a Soliane.

Finalmente, para poder sacarla del agua, los rescatistas emplearon un instrumento llamado “cabestrillo” el cual es una especie de silla que está sujeta al helicóptero. Posteriormente, la profesora fue colocada sobre la arena para recibir primeros auxilios y lograr que pudiera volver a respirar.

Después, los rescatistas hicieron los preparativos para trasladar a la mujer de emergencia hacia el hospital más cercano, en donde ya aguardaban su llegada. Pero, justo cuando el helicóptero se disponía a despegar para llegar al hospital Marieta Konder Borhausen de Itajaí, Soliane tuvo complicaciones.

Fue una profesora con gran vocación, cariñosa y alegre

A las 6:30 pm la profesora falleció, debido a un paro cardiorrespiratorio fulminante. La profesora, llamada cariñosamente Sol, deja un gran vacío entre sus estudiantes y colegas que quedaban admirados con su simpatía y alegría.

“Sol fue una profesora ejemplar, dedicada, solidaria y muy querida por todos. Dondequiera que iba, deleitaba con su alegría e iluminaba con su luz. Dejará un pedacito de ella aquí, con cada uno de nosotros”, escribió el Centro Educativo Paraíso Infantil Baby.

Nada hará que el legado de Sol sea olvidado. ¡Vuela alto y muchas gracias por toda tu dedicación a la educación de los niños!

Es por casos como este que siempre debes ser cuidadoso al tomar fotografías en lugares que tengan peligro alrededor. Nunca te descuides y aprecia sobre todo tu propia vida, más que a una imagen que compartir en las redes sociales. Difunde  para ayudar a hacer consciencia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!