Pierde a su bebé 30 minutos después de celebrar su Baby Shower por una imprudencia

No hay nada más especial en el mundo que llevar en el vientre la vida de un hermoso e indefenso ser, al que se ama desde el primer instante con todo el corazón. Ser madre es una experiencia increíble que queda para siempre en la memoria de toda mujer.

Lamentablemente, en ocasiones la vida nos depara sucesos inesperados que cambian drásticamente el rumbo de nuestras vidas, rompiéndonos el corazón en mil pedazos.

Tal como le sucedió a la profesora de matemáticas de tan solo 24 años de edad Mashayla Harper, de los Estados Unidos, cuando un feliz momento terminó en tragedia.

Harper disfrutó de un increíble baby shower en compañía de sus seres queridos, celebró a lo grande las 36 semanas de embarazo que tenía, su bebé estaba muy cerca de nacer, todos la esperaban con ansias y alegría.

Cuando terminó la celebración, Harper subió a su auto para dirigirse a su casa, estaba agotada. Su mamá salió aproximadamente 7 minutos después de ella y la seguía desde su propio automóvil, hasta que algo terrible sucedió.

Solo habían pasado 30 minutos después del baby shower, cuando el padre de Harper recibió la peor de las llamadas, era su esposa notificándole que había ocurrido un accidente que paralizó las calles.

En medio de la gran congestión de automóviles, Chandra decidió preguntar a otro conductor qué estaba sucediendo, descubriendo que una mujer embarazada había sufrido un accidente. De inmediato, supo que se trababa de su hija.

La encontró sobre el suelo, inconsciente, debatiéndose entre la vida y la muerte.

El accidente fue tan grave que la puerta del automóvil de la profesora se desprendió por completo. Todo sucedió por un imprudente conductor que manejaba a exceso de velocidad y, sin importarle la vida de la madre embarazada, huyó del lugar.

Mashayla tuvo graves lesiones en su abdomen, rodilla y pierna. Tristemente, su bebé murió 45 minutos después del accidente. Los médicos pensaron que ella tampoco lograría sobrevivir a las cirugías, e incluso tuvieron que resucitarla una vez.

“Fue muy triste. Esperábamos que la bebé estuviera con nosotros. Ella iba a ser una bebé muy mimada” dijo el padre de Harper, Maurice Pruitt Sr.

Mashayla se está recuperando satisfactoriamente pese a todos los pronósticos, y el conductor, James Gilbert, de 35 años, ya ha sido arrestado y acusado de abandonar la escena de un accidente con lesionados.

“Esta es la historia más triste que he leído hasta ahora en este año nuevo. Pobre mujer, rezo para que tenga fuerza. Nueve meses de felicidad, dolor, náuseas, alegría, etc… para que esto le suceda. Dios la bendiga siempre”, escribió una consternada internauta.

Por supuesto, Mashayla se encuentra muy afectada al enterarse de que perdió a su amada bebé, pero toda su familia la está cuidando y haciendo sentir querida, para que pueda recuperarse tanto física como emocionalmente de esta amarga experiencia.

Comparte esta dramática noticia que nos muestra las consecuencias de la negligencia al volante.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!