Pide ayuda para encontrar a su esposa y a su bebé que desaparecieron repentinamente

Heidi Broussard, de 33 años, y su hija Margort de dos semanas desaparecieron después de que ella dejara a su hijo en la escuela.

La madre y su hija fueron vistas por última vez el pasado jueves en la mañana cuando ella fue a dejar a su hijo en el colegio de primaria Cowan en Austin, Estados Unidos a las 07:30 de la mañana.

En una imagen publicada por las autoridades policiales se ve a la madre captada por las cámaras de seguridad con una camisa morada mientras todavía estaba en el colegio.

Se presume que la Heidi regresó a su residencia cerca de West William Cannon y South First Street, pero no han sabido nada de su paradero.

Shane Carey, su pareja y padre de sus dos hijos, dijo: “No sé por qué alguien dañaría o tocaría a dos hermosas mujeres juntas. Ella es una persona increíble”.

“Hace cualquier cosa por sus hijos, es una de las mejores madres”, dijo él.

Esa mañana Shane se fue a su trabajo a las ocho, y esa fue la última vez que habló con su esposa.

A las dos de la tarde, él recibió una llamada del colegio de su hijo avisándole que nadie había ido a recogerlo cuando terminaron las clases. Él fue a buscarlo, y cuando llegó a su casa y no las encontró llamó de inmediato a la policía.

“Si ves a una madre con un bebé caminando o en una camioneta o auto sospechoso o cualquier cosa, por favor llama a la policía”, dijo Shane.

En una entrevista, suplicó a su esposa que por favor regresara a casa.

“Te quiero. Solo por favor ven a casa. Te extrañamos”, dijo en un emotivo mensaje.

Heidi mide 1,61 metros de altura, pesa 68 kilos, tiene el cabello largo y oscuro con reflejos. La bebé, Margot, nació el pasado 26 de noviembre y pesa 3,17 kilos y mide 55 centímetros.

El devastado Shane espera conocer noticias pronto sobre su esposa y su bebé mientras atiende a su otro hijo intentando ofrecerle calma en una situación tan difícil.

Las autoridades están realizando un operativo de búsqueda para obtener cualquier información sobre el paradero de ambos. Todas las hipótesis están abiertas.

Si alguien tiene algún tipo de información sobre ellas en Texas debe llamar al 911 en Austin o comunicarse al número de teléfono (512) 974-5017.

Miles de personas permanecen atentas a este caso que ha generado gran conmoción, comparte esta noticia en tus redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!