Un perro con parálisis es llevado al mar antes de morir, sus dueños lo dejaron solo

La situación de un perro con parálisis permanente y no reversible es desoladora, no solo para el animal quien la padece, sino para su cuidador.

Se añoran tristemente aquellos días en los que solían correr y brincar juntos bajo los rayos del sol.

Nuestra historia nos llevará hasta Heart, un perro ancianito quien padecía de mielopatía degenerativa, una patología que lo dejó inmovilizado y sin familia.

Perro

Heart logró ser recatado por un grupo de voluntarios pertenecientes al refugio Qua La Zampa, ubicado en la zona de Bitonio, en Italia.

Un día recibieron una llamada de auxilio anónima reportando el caso del dulce pastor alemán. Después de una mudanza, el perro fue dejado solo por sus antiguos responsables.

Para el momento de su rescate, Heart se encontraba en condiciones deplorables. No podía caminar debido a la parálisis originada en su médula espinal.

Apenas lograba arrastrarse con dificultad, por lo que, de seguro, hubiese muerto de hambre y sed.

Perro

De inmediato, los rescatistas acogieron al perro y lo trasladaron hacia un centro médico veterinario, donde fue evaluado y diagnosticado con parálisis.

Sin embargo, además de la mielopatía degenerativa, Heart también presentó una otitis bastante severa.

La primera es una enfermedad muy frecuente en perros de raza pastor alemán. Al principio el animal era capaz de mover sus patas delanteras.

Desafortunadamente, con el tiempo, todo su cuerpo quedó completamente paralizado.

Cuando lo encontramos era capaz de mover un poco sus extremidades delanteras. Pero, era cuestión de tiempo. Sabíamos de su inminente parálisis total”, dijeron desde Qua La Zampa.

Fue llamado Heart (Corazón, en inglés), precisamente, como una metáfora de su quebrado corazón cuando llegó. Pasó un año entero entre cuidados y arrumacos.

Los voluntarios intentaron brindarle al tierno perro todo el amor y la calidad de vida que merecía. Sabían que ellos eran sus pies de ahora en adelante.

Además, obtuvo todo tipo de tratamientos para aliviar el dolor en sus patitas. Heart era realmente feliz en sus paseos matutinos, a bordo de un cochecito especial.

Agradecía con nobleza y humildad cada alimento y cada paseo. Era, sin duda alguna, el perro más consentido y querido del albergue.

Por desgracia, debido a su condición degenerativa, la salud de Heart fue mermando. Según cuenta Gianna Serena Manfredi, miembro del grupo de rescate Qua La Zampa.

El animalito decayó de repente y dejó de comer. Se lo veía vencido emocionalmente, y Gianna sabía que la hora de su muerte se acercaba. Quería hacerlo sentir amado.

Para honrarlo en un último adiós, Manfredi decidió llevar a Heart a encontrarse en cuerpo y espíritu con el mar. Ella quiso darle un momento de paz y tranquilidad antes de verlo partir para siempre.

El ruido de las olas rompiendo en la orilla y el viento marino en su rostro relajó muchísimo a Heart en sus últimas horas de vida.

En verdad, la pasó muy bien, según relatan las imágenes de aquel sentido momento que Giannina tuvo a bien recoger y guardar para la posteridad.

Fue un momento realmente calmo y feliz para Heart. Por algunas horas pudo olvidar el dolor sufrido por quien poco lo amó, de no correr como otros perros, de estar preso en su propio cuerpo.

Le di un poco de agua fresca para que disfrutara del olor de la libertad”, expresó Giannina, visiblemente conmovida.

Desafortunadamente, la muerte vino a buscar a Heart al siguiente día. La noticia de su fallecimiento dejó vacíos los corazones de miles de usuarios en Internet.

Por su parte, Giannina y sus demás compañeros lamentaron la pérdida. Sin embargo, les quedó la satisfacción de haber hecho lo mejor posible para protegerlo.

Ahora Heart vuela alto con el corazón inundado de amor

Son historias conmovedoras, pero que nos revelan el enorme corazón y la entrega que se alberga en cada uno de estos luchadores en favor de los animales. El caso de un perro con parálisis es desafiante pero antes de sacrificarlo pensemos en brindarle mucho amor.