Pensó que no la aceptarían en el certamen de belleza por su condición pero se llevó una sorpresa

Mikayla Holmgren es una joven estadounidense de 22 años de edad que ha logrado superar los retos que se ha impuesto y que, con mucho esfuerzo, ha logrado ser una voz para las personas que padecen de Síndrome de Down como ella.

Desde muy pequeña ha sido perseverante y constante, con apenas solo 6 años empezó a estudiar danza, disciplina que todavía práctica; además de esto, la joven también ha participado como gimnasta en las olimpiadas especiales.

Durante toda su vida ha buscado ser una voz para personas como ella para así demostrar que, con esfuerzo y amor, puedes lograr las metas que te plantees. Mikayla también es embajadora en la organización sin fines de lucro “Best Budies”, la cual promueve las capacidades y relaciones sociales de personas que tienen discapacidad de desarrollo e intelectual.

En “Best Budies” ha participado en conferencias sobre liderazgo junto con personas que poseen discapacidades cognitivas y así como otras que no; también ha sido defensora de las personas con Síndrome de Down en su estado.

A Mikayla le apasionan los certámenes de belleza y ha participado en competencias menores como el “Minnesota Miss Amazing”, el cual ganó en el año 2015, pero esta vez se puso un reto más grande.

Después de haber participado en el anterior concurso y ganarlo, quiso experimentar en un escenario más grande y con mayor alcance al público. Así que, junto a su madre, se inscribió en el Miss Minnesota USA 2017, la competencia estadal que da a su ganadora el pase al Miss Estados Unidos, que a su vez es valedero para el Miss Universo, a pesar de creer que había una gran posibilidad de que no la aceptaran debido a su condición, decidió que no tenía nada que perder.

VER TAMBIÉN:  Fue arrestada por agredir a un ciego cuando paseaba desnuda en una motocicleta por la ciudad

Sandi Holmgren, su madre, estaba bastante nerviosa al respecto, pero fue una gran alegría cuando recibieron la respuesta positiva, aunque esto dejó más nerviosa a su madre pues su hija iba a participar en el concurso que podría llevarla al más grande de todos.

Por otro lado, Mikayla enfrentó este reto con mucho coraje y valentía. Antes de subir al escenario, la joven participante le mandó un mensaje de texto a su madre, el cual la conmovió mucho.

Estoy agradecida por el escenario, un lugar para la conciencia del síndrome de Down”.

Como si no tuviera suficiente para llorar antes de que ella saliera”, recuerda Sandi.

A pesar de que Mikayla no logró ganar el concurso, sí se llevó con ella dos premios: el galardón Espíritu Miss Minnesota USA y el Premio del Director.

Esta fue una experiencia que la joven recordará por mucho tiempo pues, como ella misma dijo:

Estoy haciendo una diferencia en el mundo”.

Today

Pero los logros de Mikayla no quedan ahí, ella también está estudiando en la universidad de Bethel, con planes para graduarse el próximo año, definitivamente es una mujer extraordinaria.

No olvides compartir la grandiosa historia de esta joven inspiración.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!