“Perdí toda mi vida” – Habla el esposo de la mujer que fingió estar embarazada de quintillizos

La llegada de un bebé suele ser el acontecimiento más importante en la vida de una pareja, no fue la excepción para Paul Servet y su esposa Bárbara Bienvenue, de Quebec, Canadá, quienes celebraron la noticia de que ella estaba embarazada.

Y es que no estaban en la dulce espera de un bebé, sino de quintillizos. Bárbara, de 37 años, le contó a su pareja que pronto serían una familia de siete miembros.

Inicialmente Paul se sintió abrumado por lo que significaba tener cinco hijos, pero después asimiló la noticia planificando con mucha ilusión la llegada de sus bebés.

Finalmente se cumpliría su sueño de tener una familia numerosa, y a pesar de la incertidumbre por un cambio tan radical en su vida se dedicó a los preparativos. La pareja abrió una página en Facebook para anunciar a sus seres queridos que esperaban cinco bebés e incluso recibieron donaciones y regalos para los niños.

Paul, de 35 años, acompañó a su esposa al Hospital Sainte-Justine de Montreal cuando había llegado el día de ingresarla para dar a luz a las 34 semanas de gestación.

Se dirigieron a ese centro de salud donde ella le aseguró que había hecho todo el seguimiento de su embarazo.

Paul esperaba conocer pronto a esos niños que tanto anhelaba ver cuando fue sorprendido por una devastadora realidad.

Una enfermera del hospital le dijo que Bárbara no estaba embarazada, a pesar del crecimiento de su vientre y de presentar los síntomas de la gestación, incluso la ausencia de la regla, náuseas, entre otros, ella no esperaba los bebés.

La sometieron a una evaluación psicológica y determinaron que padecía pseudocéresis o un embarazo fantasma en el que las pacientes desarrollan los síntomas, pero no conciben un bebé.

Bárbara engañó a Paul, y se pudo conocer que en el año 2010 hizo lo mismo con una pareja anterior.

En el hospital no había ninguna historia clínica suya, no había visitado las instalaciones durante el embarazo tal como le contaba a Paul y a sus familiares.

Paul estaba en schok, no podía creer que todo se trataba de una mentira, decidió terminar su relación y se preocupó por devolver todo lo que les habían regalado a los bebés.

Algunas personas allegadas a Bárbara le han expresado su apoyo, aseguran que padece una enfermedad, mientras que otros piden que sea condenada por la justicia.

Los especialistas han determinado que las mujeres que padecen un embarazo psicológico obedecen a un deseo obsesivo de ser madres, tienen bajos niveles de autoestima, depresión, problemas de fertilidad o están cerca de comenzar la etapa de la menopausia.

Daily Mail

La insólita situación que acabó con el matrimonio de Paul y Bárbara ha dado mucho de qué hablar, compártela y déjanos saber tu opinión sobre este caso.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!