La historia viral del hombre que reparte currículos en la carretera tras perder su trabajo

Perder el empleo no es una situación agradable para nadie, mucho menos cuando se tiene sobre sus hombros la responsabilidad de mantener a una familia.

Por esa razón un hombre de Arizona decidió no sólo enviar su currículo, sino hacerlo llegar por sus mismos medios y de una forma bastante particular.

Patrick Hoagland, de 30 años, se paró en concurridas intersecciones en Phoenix con un cartel solicitando empleo. Esto ocurrió un mes después de haber perdido su puesto en una empresa de reciclaje de metales.

“Definitivamente tenía miedo. Mi esposa y yo no ganábamos mucho dinero individualmente. Una vez que perdí mi trabajo, todo recayó en ella”, dijo Hoagland.

Patrick decidió ir contra la adversidad y con cartel en mano entregó sus hojas de vida en las distintas intersecciones que visitó el pasado mes de julio.

Algunas personas tomaban el currículo del hombre con curiosidad, pues estaban asombrados con el creativo método que Patrick había ideado para encontrar empleo.

Aunque para algunos puede sonar gracioso, hay otros que tomaron el asunto muy seriamente y después de su auto publicidad el hombre recibió cientos de ofertas en distintas áreas laborales.

Su estrategia parece haber sido más eficaz que los métodos tradicionales. Después de perder su empleo Patrick se postuló a diversos empleos en línea y asistió a entrevistas en las que quedaron en llamarlo, cosa que nunca sucedió.

“No recibía ninguna respuesta. Me estaba frustrando. Se me vino a la cabeza, me paré en una esquina, sostuve un cartel y repartí hojas de vida. Al principio me reí de eso… y después todo fue tan loco”, dijo Patrick Hoagland. 

Con su nueva estrategia sólo bastaron tres días y unas cuantas horas para que este padre percibiera algún resultado. Una mujer llamada Melissa DiGianfilippo, propietaria de Serendipit Consulting, se detuvo para saludar a Hoagland.

La mujer estaba impresionada con la actitud de Patrick, pero notó que el hombre no tenía experiencia en relaciones públicas y no podía contratarlo. 

Melissa DiGianfilippo y su esposo.

Sin embargo, Melissa decidió ayudarlo así que le tomó una fotografía y compartió el currículo de Patrick entre su círculo de amistades.

“Pensé: ‘Tengo una red de contactos bastante amplia. Lo compartiré en las redes sociales'”, dijo DiGianfilippo.

La solidaria mujer compartió la historia de Patrick en su Facebook y su Twitter. Las personas quedaron impresionadas con la perseverancia del hombre que entregaba su hoja de vida bajo el calor de la ciudad.

Tras ciento de ofertas, Patrick encontró empleo en una empresa llamada Flatline Concrete y ha quedado bastante complacido con el empleo que según señaló es el trabajo que siempre había soñado.

El hombre también agradeció a las personas que escribieron no sólo para ofrecerle empleo, sino para darle apoyo. De forma especial está agradecido con Melissa.

Comparte esta historia con tus amigos y ayuda a multiplicar esta grandiosa idea. Quizás sea momento de cambiar los métodos tradicionales para buscar trabajo. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!