Una enorme montaña rusa deja a docenas de personas a 30 metros de altura tras una falla técnica

The Smiler es una montaña rusa que se encuentran en el parque de diversiones Alton Towers. Se trata de una las atracciones más legendarias para todos los que llegan a Reino Unido en busca de aventuras. Sin embargo, una reciente falla mecánica dejó a docenas de personas a 30 metros de altura sin tener idea de lo que estaba sucediendo.

El parque está ubicado en la ciudad de Staffordshire en el Reino Unido.

Los pasajeros llevaban apenas un par de minutos de haber comenzado su turno en la famosa montaña rusa cuando se detuvo inesperadamente.

Para mayor incomodidad, la avería sucedió cuando uno de los carruajes se encontraba en posición completamente vertical y a una enorme altura, de manera que todos estaban sumamente asustados y temiendo que sucediera lo peor.

“Dos carruajes circulan a la vez por distintas zonas de la montaña rusa. Lo que más me preocupaba era que el otro no se hubiese detenido y llegara a chocar contra nosotros”.

Los ingenieros encargados de lidiar con este tipo de problemas les pidieron a los pasajeros que hicieran señas para indicar que se encontraban bien.

Durante los primeros minutos. Una vez que les indicaron que estaban haciendo los arreglos pertinentes comenzaron a hablar entre ellos para tratar de mantener la calma.

“Los hombros y el cuello nos comenzaron a doler por el arnés de seguridad”.

Los visitantes que se encontraban en fila para subir en la atracción quedaron muy aliviados de estar allí al momento de este inesperado error.

Los encargados de The Smiler indicaron que estaban sufriendo fallas técnicas y dejaron de trabajar por el día. Afortunadamente la falla pudo ser solucionada.

Los pasajeros no continuaron con el recorrido normal sino que su carruaje retrocedió lentamente hasta que lograron bajar de allí.

La atracción estuvo paralizada durante 20 minutos.

Se trató de una situación sumamente tensa, especialmente tomando en cuenta que en el 2015 ocurrió un horrible accidente en esa misma montaña rusa.

En esa ocasión muchas personas resultaron gravemente heridas y a las dos mujeres que se encontraban en el puesto delantero tuvieron que amputarle las piernas.

En el accidente del 2015 un carruaje vacío chocó contra otro lleno de pasajeros.

Es un alivio que esta falla no haya resultado en accidentes mayores. Exigimos que se tomen las medidas de seguridad necesarias para que todas las personas que acudan a este parque de diversiones se sientan completamente seguras y no sufran ningún inconveniente.

Comparte esta nota para crear conciencia sobre la necesidad de tomar las mayores medidas de seguridad posibles en este tipo de atracciones.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!