Pasa la peor vergüenza de su vida al abrazar a un hombre que limpiaba un auto

Mary Katherine Backstrom es una madre de familia que adora compartir su día a día a través de las redes sociales.

Su peculiar sentido del humor la ha convertido en una famosa bloguera y en más de una ocasión sus publicaciones se han vuelto virales.

Recientemente, Mary se entregó por completo a la magia de la Navidad y decidió hacer un par de buenas acciones para celebrar esta época tan especial del año. Lo que no podía imaginar era que terminaría en una extraña confusión.

Mary había visto un par de publicaciones en Facebook donde algunas personas se unían a retos navideños como pagar la compra de alguien más en un café o en un supermercado.

Era un gesto bastante espontáneo y sencillo para celebrar las festividades con un completo extraño. Un día, se dirigió al supermercado Wawa en Florida y se dio cuenta de que tenía la oportunidad perfecta para sorprender a alguien al pagar su compra.

La mujer que se encontraba tras ella en la fila llevaba tan sólo un refresco. Era algo pequeño que entraba sin problemas dentro de su presupuesto, así que Mary se encargó de pagarlo y le dijo que era un regalo para disfrutar de la magia de la Navidad.

Su bonito gesto la dejó de muy buen humor y regresó a su auto reflexionando sobre la importancia de ayudar a los demás. Fue entonces cuando encontró a un hombre limpiando su parabrisas.

La confundida Mary pensó que se trataba de un hombre que, al igual que ella, estaba realizando buenas acciones por los extraños. Estaba segura de que era el resultado inmediato de su gesto con la mujer del supermercado y simplemente decidió abrazarlo y dedicarle unas cuantas palabras sobre lo  maravillosa que era esa época.

En realidad, no se trataba del auto de la bloguera. Era un hombre que simplemente estaba limpiando su propio auto y no entendía por qué aquella mujer se había acercado hasta él con tanto amor.

Mary se sintió tan apenada cuando comprendió que era un error. Su auto estaba estacionado al frente y subió a toda velocidad para salir de allí lo más rápido posible.

A Mary le causó tanta risa que no dudó en encender su cámara y contar lo sucedido a sus seguidores. No podía parar de reír y a duras penas logró calmarse durante unos minutos para explicar su gracioso error navideño.

Su original manera de contarlo todo ha causado furor en las redes y el video fue compartido más de 20 mil veces.

Esperamos que Mary no deje de creer en la magia de la Navidad después de este gracioso error. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!