Pasa de ser actriz a vender batidos y se defiende de quienes la juzgan – «No me avergüenzo»

Trabajar honestamente no debería ser motivo de burla y críticas para nadie. Muchas personas afectadas por la crisis económica causada por el coronavirus han tenido que emplearse de cualquier modo, para poder alimentar a su familia.

Está recibiendo muy malas críticas por trabajar honradamente

Las personalidades del mundo del espectáculo no han quedado exentas de la realidad y, pese a estar emprendiendo, han sido objeto de malos comentarios por parte de personas que alguna vez fueron sus fans y los admiraban desde el otro lado de la pantalla.

Esta es la realidad que vive la actriz mexicana Ana Patricia Rojo. Después de haber sido la estrella de diversos programas de televisión; ahora se dedica a vender batidos y cremas para perder peso, para poder mantenerse económicamente.

Pero la iniciativa de la guapa mujer de ojos enigmáticos no ha sido bien recibida por todos los internautas, quienes la han señalado en innumerables ocasiones y se ríen de su situación. Afortunadamente, no hay nada que haga sentir a Ana que vale menos y, lejos de ello, se ha mostrado más que orgullosa de lo que hace.

Así que, para callar todas esas malintencionadas bocas que solo buscan reírse a costillas de los demás, la actriz utilizó las redes sociales para alzar la voz y aclarar su situación actual.

“Eso no creo que me quite como actriz, eso no creo que me reste como ser humano, eso no creo que sea lamentable ni para generar lástima por parte de ninguna persona.

Yo no sé por qué de pronto se dice: ‘Ana Patricia está vendiendo jugos; Ana Patricia está irreconocible; Ana Patricia tiene que hacer batidos para vivir’.

Si así fuera, señores, creo que no tendría nada de qué avergonzarme; porque si yo tuviera que ir a hacer batidos para traer un ingreso a mi casa, lo haría”, dijo tajantemente la actriz.

Además de hablar al respecto, Ana Patricia también enfatizó que la falta de actividades en la industria de la actuación, debido a la pandemia de coronavirus, hizo que encontrara en la venta de productos que ayudan a adelgazar el medio para sustentar a su familia.

“Trabajo desde los cinco años, soy una madre que está encargada de sus hijas al 100 por ciento; tengo una mamá de cierta edad que también depende de mí; y cuando somos trabajadoras y estamos acostumbradas a producir, por supuesto, queremos seguir haciéndolo y no esperar a que nos caiga del cielo o a que pasen las contingencias para volver a pisar un escenario”, concluyó Ana Patricia.

Lejos de señalar a diestra y siniestra, es momento para apoyarnos entre todos como sociedad, más allá de cualquier prejuicio; para juntos salir adelante de las consecuencias que trajo la pandemia.

Lo que hace no es ningún motivo de burla

Súmate a las personas que aportan y no critican, a las que apoyan y no se mofan de los demás. No te vayas sin compartir.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!