Pasa de recoger basura para comer a convertirse en una cotizada modelo

A esta joven de 23 años la conocen como “cenicienta”, su historia se asemeja al emblemático cuento de Disney en el que una doncella logra ser una hermosa princesa con ayuda de sus hadas madrinas.

Aunque la experiencia que vivió Ana dos Santos Cruz, de Brasil, quizás supera la fantasía del cuento infantil.

Ana se enfrentaba a las dificultades de la pobreza en la que vivía, incluso tenía que acudir a la basura para buscar entre los desechos de otros algo con lo que pudiera alimentarse.

Para ella, su prioridad era satisfacer las necesidades básicas de su hijo de tres años, estaba desempleada y su novio estaba preso.

Un día, mientras hurgaba entre la basura con la esperanza de obtener comida, encontró una cartera en mal estado que tenía en su interior cheques a nombre del Hospital Oncológico Barretos con una cantidad de 52 mil dólares.

Inicialmente pensó que los cheques habían sido cambiados o que no tenían ningún valor, pero decidió devolverlos a su dueño en el hospital.

Acudió al centro de salud y ubicó al médico que había emitido aquellos cheques, se los entregó y él se quedó completamente sorprendido. Resulta que los cheques sí tenían valor, los había perdido días antes cuando le robaron su cartera, se presume que quienes cometieron el robo no los encontraron.

El director del hospital difundió a los medios de comunicación locales el gesto de Ana dos Santos y se interesaron en dar con su paradero hasta que lo lograron.

Después de que su acto solidario se hiciera viral, una empresa decidió ofrecerle a Ana la oportunidad de hacerle un cambio de imagen.

Y eso no era todo, a Ana la contrató una agencia de modelos para que se convirtiera en la imagen de un centro comercial de su país.

Ahora Ana se ha convertido en una de las modelos más cotizadas en su país. Ella relató que con el dinero que ha ganado con su nuevo empleo podrá empezar a estudiar en la universidad.

Ana sueña con graduarse de enfermera, se enfoca en ofrecerle la mejor calidad de vida posible a sus pequeños y poder comprarse una casa propia.

“Es un sueño hecho realidad. Mi hijo dice que me veo hermosa y le encanta ver mi foto en la calle».

«Esto es definitivamente lo que quiero en mi vida, solía ser invisible, pero he tenido gente pidiéndome mi autógrafo y todos quieren hablar conmigo en las redes”.

La historia de superación de la «cenicienta brasileña» capta la atención de miles de personas en todo el mundo, no te vayas sin compartirla.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!