Pasa de no tener hijos a ser madre de cuatrillizos y otros 5 niños repentinamente

Compaginar paternidad, trabajo, pareja y la búsqueda de la “felicidad”, sin duda no es fácil, menos en un mundo en el que la prioridad sigue siendo la economía y la subsistencia. Maxine y Jake Young son una pareja con un gran deseo de ser padres, sin embargo, tras varios años intentando procrear, comenzaban a ver esfumarse su más grande sueño.

Sin embargo, el tiempo perfecto de la naturaleza les tenía preparada una sorpresa que jamás se imaginaron, ya que hoy en día son los felices padres de nueve hermosas criaturitas. Una verdadera hazaña que habían buscado lograr durante tres años seguidos.

El matrimonio, oriundo de Pensylvania, Estados Unidos, tuvo un parto de cuatrillizos el pasado mes de agosto, sin embargo, la paternidad les había llegado de forma abrupta mucho antes, en 2017, cuando acogieron en su seno a un niño de 4 años, dos niñas de 3 y un recién nacido. Ahora comienzan su nueva vida al convertirse en una familia con 9 integrantes.

Dos meses después de haber aceptado la enorme responsabilidad de ser padres adoptivos, la feliz pareja logró embarazarse de su primer hijo biológico gracias a un procedimiento de fecundación in vitro y ambos pasaron de 0 a 5 niños en menos de un año, lo que en un principio fue un caos, según recuerda la madre.

“Tuvimos que recogerlos en muy pocas horas en aquel momento cuando recibimos la llamada pidiéndonos adoptarlos. No pensé que me podía quedar embarazada sin hacerme una fecundación in vitro (FIV), tal y como hice previamente con mi hijo. Recuerdo que envié a Jake un mensaje de texto y le dije ‘¡Dios mío!’”, dijo la joven madre.

Cuando Maxine fue al médico y este le confirmó que se trataba de un embarazo múltiple y que tendría cuatrillizos, casi se cae para atrás de la impresión. En vista de que en su lugar de residencia no existen especialistas en este tipo de partos múltiples, la pareja debió trasladarse hasta Phoenix, Arizona, donde felizmente nacieron los cuatro saludables neonatos.

Una vez que los pequeños estuvieron listos para dejar el hospital, la enorme familia se preparó para tomar un avión médico privado de vuelta a su hogar, con la finalidad de que los recién nacidos pudieran ser internados en la unidad de recién nacidos del Banner University Medical.

Ya que criar a 9 niños no es cosa de juegos, Arlette Young, la madre de Jake y multiabuela, se encuentra haciendo una campaña a través de las redes sociales para recaudar fondos y donaciones para ayudar a sus nietos, con un resultado de unos 8.400 dólares americanos hasta la fecha, de una meta propuesta de 10 mil.


Según dijeron los Young a través de su canal de las redes sociales, los cuatrillizos tardaron en ser dados de alta, pero finalmente ya está todo el pelotón completo y reunido en casa. En dicho canal también cuentan al público en general cómo ha sido su experiencia como padres de una familia tan numerosa.


Ser padre o madre es una de las aventuras más comprometidas y arriesgadas que puede haber en la vida. En los animales, la procreación es un hecho biológico irrefutable e instintivo. En los seres humanos, no.

Por ello, merece una reflexión el plantearnos si queremos ser papás o mamás en nuestra vida o no serlo, y preguntarnos desde dónde elegimos cada opción. Y con esa reflexión deseamos que la familia Young sea muy feliz.

Comparte este caso con tu familia. Posiblemente hay tantos motivos para desear ser padres como peces en el mar, ¿Cuál es el tuyo?

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!