Recrean la foto que apareció en la portada de un disco 50 años después

Hay parejas que tienen historias y anécdotas guardadas en sus corazones y recuerdos durante años. Son del tipo de cosas que después relatan a hijos y nietos y que cobran gran importancia para la familia.

Sin embargo, en el caso de Nick Ercoline y Bobbi Kelly hubo algo que marcó para siempre sus vidas y la de miles de personas en el mundo.

Se trata del Festival de música y arte de Woodstock de agosto de 1969.

Quizás no los conozcas por sus nombres pero estos estadounidenses son los jóvenes protagonistas de la portada de Woodstock: Music from the Original Soundtrack and More.

El disco fue editado en vivo con artistas como Jimi Hendrix, Joan Baez, The Who, Santana quienes participaron en épico festival.

La emblemática foto que le hicieron a la pareja marcó una parte importante en su historia

foto

El mayor movimiento hippie de la historia y esta joven pareja de sólo 20 años en ese entonces eran la imagen protagónica del evento.

La fotografía capturada por Burk Uzzle de la agencia Magnum, mostraba a Nick y Bobbi abrazados cubriéndose con una manta y 50 años después de ser tomada se ha vuelto a repetir.

¡Sí! Los jóvenes enamorados aún están juntos y aunque la edad ya les ha pasado factura, su espíritu sigue tan jovial como nunca.

Por ese motivo decidieron recrear nuevamente la escena y recordar públicamente ese gran día.

La imagen ha generado una ola de comentarios en las redes de quienes admiran a la hermosa pareja por su alegría, vitalidad y por demostrar que el amor bonito y para siempre sí existe.

La tarde del 15 de agosto, los chicos estaban en Dinos, el bar en el que Nick trabajaba para ese entonces y fue allí cuando escucharon del evento.

Una multitud nunca antes vista de jóvenes se dirigía hacia la granja de Max Yasgur en Bethel y los enamorados se aventuraron al festival en compañía de un grupo de amigos.

Como locales, Nick y Bobbi conocían con claridad los atajos de la ruta así que decidieron salir en la madrugada del día siguiente para evitar a los policías y el tráfico. 

“Teníamos 20 años. Habíamos seguido cada paso desde el primer permiso que solicitaron para hacer el festival, pero en ese momento nos decidimos a ir.

Como éramos locales conocíamos todos los caminos y tratamos de tomar la ruta más directa al día siguiente”, relató Bobby.

Sin duda el festival fue una gran experiencia juntos, pero la sorpresa vino después, cuando los chicos se reconocieron en la portada del disco. 

«Jim [un amigo con el que fueron al evento] vino a la casa de Bobbi con el álbum y lo primero que vimos en la tapa fue la ladera de pasto verde, el público y la mariposa naranja en el bastón de madera.

Tardamos en darnos cuenta que éramos nosotros los que estábamos ahí y fue como ‘Dios mío, esto es una locura'», dijo Nick. 

En el festival que reunió a más de 500.000 personas y sólo 7.000 lograron acceder al recinto, ser protagonista la portada del disco es casi imposible pero para la pareja es un hecho. En una entrevista, el fotógrafo confesó su motivación para capturar a los jóvenes.

«Lo que me atrajo fue esa imagen tan hermosa y poética que se aprecia cuando se abrazan», confesó Burk Uzzle.

La imagen fue vendida y la pareja jamás recibió ninguna remuneración, para ellos lucrarse no tenía la más mínima importancia.

Ese abrazo capturado en el festival se mantiene aún vivo como reflejo del amor que aún hoy los une, Nick y Bobbi continúan juntos y tienen una gran historia que contarles a todos sus conocidos.

Pasado 50 años desde la imagen, estos esposos se siguen abrazando cada mañana. Su bella historia es un testimonio de amor verdadero para el mundo.