Pareja mexicana enfrenta cargos por tráfico de menores tras vender a su hija recién nacida

Para ser padre es necesario tener en cuenta que criar a un hijo no es nada sencillo, hay tener un sentido de responsabilidad muy grande si se pretende traer un niño al mundo, cualquiera puede tener un hijo, pero no cualquiera puede ser un padre, perfecto ejemplo de esto es una pareja de jóvenes en Chihuahua, Mexico, quienes para pagar por las cuentas del hospital donde la mujer dio a luz no encontraron mejor solución que vender a su hija recién nacida.

Édgar Iván P.M. y Norma H.H. ambos de 21 años, fueron detenidos en Ciudad Juarez (Chihuahua, Mexico) bajo cargos de tráfico de menores ya que habían vendido a su hija recién nacida por 6.500 pesos, el equivalente a 370 dólares americanos, los cuales usaron para cubrir los gastos del nacimiento de la niña.

Fue la abuela materna de la recién nacida quien denunció a la pareja ya que estos habían regresado del hospital un día después del nacimiento de la niña sin la bebé; según los delincuentes padres, la bebé se había quedado en el hospital ya que no podían pagar las cuentas de la clínica en ese momento.

Sin embargo, no fue sino hasta una semana después cuando la denunciante fue a la casa de su hija para finalmente conocer a su nueva nieta y su yerno le confesó que habían entregado a la infante a una amiga a cambio de que esta pagase por la cuenta del hospital.

La pareja, ya contaba con otros tres hijos, de 3, 2 y un año de edad, de los cuales no se conoce un paradero claro, se cree que el más joven ha sido acogido bajo el cuidado de su abuela materna.

VER TAMBIÉN:  La irresponsabilidad de alguien armado acabó con la vida de Noah mientras jugaba

Por otro lado, no se sabe con seguridad cuál será el destino de la mujer que intentó comprar a la recién nacida, lo más probable es que al igual que los irresponsables padres de la bebé enfrente cargos por tráfico de menores y se vea forzada a pasar tiempo en prisión.

Mirror / thegoldwater

Verdaderamente un caso que invita a pensar, la excusa que usaron los padres era que eran tan pobres que no podían pagar por los gastos del parto; sin embargo, esto resulta mucho más insultante cuando se toma en cuenta que estas personas ya tenían otros tres niños antes de cometer el crimen.

Con esto se abre el debate: ¿Vale la pena traer niños al mundo si no se tiene manera de mantenerlos y darles un estilo de vida apropiado?

Deja tus opiniones en los comentarios y no olvides compartir con tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!