«Para nosotros es un milagro» – Un crucifijo de plata salva la vida de su hijo de 9 años

Enfermedad, desempleo, abandono, hambre y pérdidas humanas fueron algunas de las problemáticas que hicieron del 2020 un año difícil para millones de personas alrededor del mundo.

Pero en la provincia de Tucumán, Argentina, un suceso extraordinario impactó a una familia en nochevieja y estas personas no han dudado en catalogarlo como un verdadero milagro de fin de año.

Lo acontecido con el pequeño Tiziano hará que sus padres nunca olviden el 2020.

Alrededor de las 10:00 pm el pequeño Tiziano Medina se encontraba junto a sus padres esperando la llegada del año nuevo, cuando fue impactado por un proyectil en su pecho. Una herida mortal para cualquiera, pero no para este niño de 9 años.

“Me toqué el pecho y sentí algo doloroso, sentí que era algo y de pronto mire hacia abajo y vi que era un proyectil roto”, recordó Tiziano.

El niño fue herido por un “gatillo alegre” en la entrada de su casa pero se mantuvo de pie y consciente en todo momento. En primera instancia, la familia creyó que se trataba de algún cohete, pero al ver el proyectil y la lesión, sus padres llevaron de inmediato a un centro de salud.

Tiziano ingresó al Hospital del Niño Jesús, en barrio Sur de la capital tucumana, en compañía de su progenitor David Medina. Una vez fue atendido, los médicos determinaron que se trataba de “una herida superficial en el tórax, producida por un arma de fuego”.

La familia Medina a las afueras del hospital el pasado 31 de diciembre.

¿Cómo era posible que el infante sobreviviera a tal arremetida del destino? Para la familia sólo existe una explicación: Tiziano protagonizó un verdadero milagro.

El proyectil no perforó el cuerpo del niño, gracias a un crucifijo que colgaba de su pecho. El objeto de plata impidió que la lesión resultara mortal y, a menos de una hora de ingresar al hospital, el niño estaba de regreso en casa para despedir el año junto a sus familiares.

La cruz fue perforada por el proyectil, pero el Cristo se mantuvo intacto.

Felices porque el asunto no hubiese sido más que un gran susto, pero a su vez sorprendidos, una tía de Tiziano compartió la historia con el periodista José Romero Silva quien la difundió en sus redes logrando que trascendiera las fronteras argentinas.

Medios locales entrevistaron a la familia.

Una serie de fotografías dan fe del milagro que atestigua la familia Medina. El crucifijo habría salvado a Tiziano de la muerte y ahora su madre se confiesa más devota que nunca.

“Él está acá, gracias a Dios. Para nosotros es un milagro que él esté acá y doy gracias a Dios de tenerlo, de tenerlo acá […] Para nosotros es una bendición grande que podría haber pasado cualquier cosa y para nosotros es un milagro, quizás para otros es suerte, casualidad”, dijo emocionada Alejandra, madre de Tiziano.

Obra divina o casualidad, lo cierto es que esta historia tuvo un final feliz gracias al crucifijo que impidió la tragedia. No cabe duda de que el 2020 será un año recordado por siempre por muchas personas y de forma especial para esta familia que siente que el pequeño Tiziano volvió a nacer en vísperas de año nuevo.

En tiempos difíciles, testimonios como el de esta familia ayudan a renovar la fe, comparte la historia de Tiziano y envíale tus más sinceras bendiciones.