Visita la casa de su ex con su bebé y cuando abre la nevera se le encoge el corazón

Aunque nos gustaría que todas las relaciones duraran para siempre, lamentablemente no siempre es así y las parejas en un momento dado toman caminos separados porque eso es lo mejor para ambos. 

Y a pesar de que muchas veces la comunicación queda desgastada y el corazón herido, especialmente cuando hay hijos de por medio, en algunas ocasiones hay ex esposos que saben separar las cosas y llenar de armonía su vida.

Es lo que le sucedió a Brandon Carpenter y su ex esposa, que al compartir una adorable niña juntos, decidieron que su relación no tenía por qué resquebrajarse por completo.

Ellos dejaron las cosas claras y supieron desde que se separaron que el amor por su hija era algo indiscutible y que eso permanecería intacto.

Pero él además de padre, se sabe ex esposo de la madre de su hija y como tal la respeta por eso: por ser la madre del ser que más ama en este mundo.

Y aunque es algo fácil de decir, no siempre es fácil de vivir. Pero Brandon lo demostró con creces cuando se enfrentó a una experiencia insólita, lo relató en su perfil de Facebook, y ahora miles de personas han enloquecido con su gesto.

Sucedió que un día que a la pequeña le tocaba quedarse con su padre, su ex le pidió si podía pasar por su casa recogiendo unas medicinas que su bebé necesitaba tomar.

Cuando Brandon llegó a la casa de su ex y abrió la nevera, se quedó totalmente en shock. Esencialmente estaba vacía, no había más que agua.

Sin embargo, cuando fue a la despensa, se encontró con otra escena totalmente diferente: estaba repleta de comida para bebés para su hija, fórmula, bocadillos y más cosas para bebés.

Brandon cerró la nevera e inmediatamente supo lo que tenía que hacer

Brandon fue directamente al supermercado y compró una larga lista de comestibles específicamente para su ex.

«Ella trabaja a tiempo completo y luego se encarga de mi hija. Paga el alquiler y todas sus facturas, además de la cuota de su auto.

Así que hoy fui de compras para asegurarme de que ella tuviera comida para las próximas semanas. El hecho de que no estemos juntos no significa que no pueda atenderla a ella si lo necesita”, escribió Brandon en Facebook.

Además, adjuntó la factura para que no quedara duda de que su gesto no fuera real

Él lo había hecho básicamente por respeto a la madre de su hija porque entiende que una madre feliz hace a un niño feliz y si su hija era lo feliz que era, era por la madre que tenía.

“Si la madre de mi hija es buena, entonces sé que está cuidando a nuestra hija lo mejor que puede y eso me hace feliz. Algunos de ustedes pensarán que sólo debería pagar los gastos de mi hija, pero eso es pensar como un niño. ¡Es hora de crecer y asumir la responsabilidad en todos los aspectos de la vida!», concluyó Brandon dejando a todos sin palabras.

La ejemplar actitud de Brandon es digna de admirar. No te vayas sin compartirla si piensas que todas las parejas deben llegar a acuerdos pacíficos para no herir a sus pequeños.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!