Una campeona de lucha se indigna al ganar más por las fotos que publica que por sus peleas

Paige VanZant es una exitosa luchadora de artes marciales mixtas que ha conmovido a personas de todo el mundo con su gran determinación y la manera en que va arrasando con todas las medallas de su categoría. Actualmente es una de las figuras más representativas de la UFC.

Paige tiene más de 2 millones de seguidores en su cuenta de Instagram.

Por desgracia, sus esfuerzos no han sido tan reconocidos por la industria de la lucha ya que se niegan a pagarle lo mismo a que grandes figuras masculinas.

“Creo que mi valor es significativamente más alto de lo que está valorado actualmente. Quiero un aumento”.

Paige ya ha participado en dos ocasiones en los enfrentamientos más importantes de su compañía y hasta llegó a sufrir una grave fractura de brazo que la obligó a descansar por un tiempo mientras se recuperaba.

UFC ha sido conocida por ser la promotora de peleas más importante en el mundo entero e incluso por ser de las que mejor paga a sus luchadores. Sin embargo, Paige asegura que su esfuerzo ha pasado por alto y que es hora de alzar la voz.

“Veo que muchas estrellas abandonan a sus organizaciones y UFC los valora más”.

Por desgracia, parece que la competidora de la categoría Peso Mosca femenino ha recibido constantes negativas a su petición. A pesar de que ha luchado constantemente por defender su posición, en sus contratos le dicen que no pueden pagarle más que lo establecido para una luchadora femenina.

Paige tiene actualmente 25 años.

Algo que la ha indignado es que a pesar de que su trabajo requiere de mucho esfuerzo, preparación y constantes entrenamientos para ella simplemente es más fácil ganar dinero a través de los patrocinios en su cuenta de Instagram.

Hago mucho más dinero sentada en casa y utilizando mi Instagram de lo que puedo llegar a  ganar en una pelea”.

Las redes se han convertido en una fuente vital para su sustento. Su salario actual está muy lejos de permitirle continuar con sus entrenamientos y vivir por completo de su carrera en las artes marciales. Ahora se prepara para volver a las peleas y está determinada a alzar la voz no sólo por su salario sino por el de todos sus compañeros, tanto mujeres como hombres.

Paige abrió recientemente un canal de Youtube junto a sus esposo, Austin Vanderford, quien también es luchador.

No hay duda de que todos merecen ser valorados por su labor, sin importar el género. Esperamos que Paige logre impulsar un gran cambio en el mundo de las artes marciales.

Comparte esta para apoyar a Paige en esta lucha fuera del octágono.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!