Se negaron a perder la custodia de su bebé recién nacida y huyeron con ella del hospital

Las decisiones siempre tienen un impacto, especialmente cuando implican cambios considerables, no solo en la vida propia sino también en la de los seres queridos.

Por eso es tan importante ser prudentes en nuestros actos y asumirlos con total responsabilidad, sobre todo si está implicado un ser inocente que puede resultar gravemente afectado.

Estos padres adolescentes después de dar a luz, huyeron del hospital con su bebé recién nacida para escapar de las autoridades, ante la posibilidad de perder la custodia de la niña.

Estos jóvenes Jayden Lavender, de 14 años de edad y su novia Jenifer Morrison de 15 años, ocultaron a su hija recién nacida bajo una manta y dejaron el hospital Nepean de Sydney a media noche.

La pareja pasó 16 horas en la carretera con su hija antes de encontrarse a salvo la tarde del día siguiente, a unos 12 km de distancia del hospital, en Willmot.

Según la abuela paterna, Tracy Lavander, los adolescentes tomaron un tren a Monte Druitt y compraron un saco de dormir en una tienda de campaña y pasaron la primera noche acampando.

Al día siguiente, regresaron a su casa, en Dharruk, en el oeste de Sydney. Tracy defendió la decisión de los jóvenes de huir del hospital.

Un día después de la salida del hospital, entre lágrimas, la joven pareja expresó a los medios de comunicación que se llevaron a su hija a escondidas por temor a que los servicios sociales se la quitaran.

El padre adolescente, expresó el orgullo que siente por su hija y manifestó su deseo de vivir con ella. Esta pequeña que lleva su sangre conquistó su joven corazón desde el primer momento que la vio.

VER TAMBIÉN:  El emotivo gesto de un niño de 3 años sin brazos ni piernas para calmar a su hermanito

Inexplicablemente, después de conocer la noticia que los adolescentes y la niña estaban en la residencia de Tracy, fueron atacados con armas de fuego durante la noche.

La abuela denunció que se trató de un acto con muy mala intención, lo que había pasado fue muy aterrador para toda la familia.

“Sí, alguien lo hizo mientras estábamos durmiendo”, comentó Tracy. Encontraron restos de hierba quemada en el patio de entrada que conduce a una puerta que no sólo estaba quemada sino también cerrada con tablas.

La pareja de adolescente tomó la decisión de salir de esta manera del hospital por temor de perder a su hija, según comentaron algunos de sus amigos.

Ellos se asustaron cuando escucharon que eran demasiado jóvenes para decidir sobre el destino de la pequeña y que no tenían un hogar estable.

La joven pareja y su bebé viven en la casa de la abuela paterna, junto con otros 2 niños. La abuela asegura que ellos tienen todo lo que necesitan para la bebé. Habitación propia, cama, privacidad, las necesidades básicas están garantizadas para los tres.

Sin embargo, los vecinos de la zona comentaron que la policía ha sido llamada en varias oportunidades para asistir a la residencia cuando se han presentado algunas perturbaciones en el hogar. Es muy frecuente que se escuchen gritos por las noches añaden algunos vecinos.

Cuando la bebé fue devuelta al hospital las autoridades realizaron una entrevista a los padres adolescentes.

Tanto la madre, como la abuela comentaron que la niña regresó inmediatamente al hospital y días después, aún no se les permitió verla ni tampoco alimentarla con leche materna.

VER TAMBIÉN:  Revelan la causa real de la muerte del pequeño Edward tras el polémico apoyo al médico detenido

Tracy comentó que su hijo estaba desconsolado al salir del hospital sin el alta de la pequeña.

La joven pareja ha publicado varias fotos en las redes sociales, donde se puede observar que están juntos y así quieren permanecer, aunque no puedan casarse legalmente.

La abuela se enteró de la situación cuando un oficial de la policía llamó a su puerta en la madrugada del día siguiente que escaparon del hospital.

En ese momento esta mujer pensó lo peor, porque desafortunadamente su sobrino había fallecido el mismo día del nacimiento de su nieta.

“Yo estaba en tal desorden, que no sabía qué hacer”, comentó Tracy. Estaba devastada.

Los detectives le dijeron que se quedara en casa ante el posible regreso de su hijo.

“Me quedé ahí todo el tiempo que pude y luego no pude soportarlo más”, dijo Tracy. Fue entonces cuando encontró a Jayden en Willmot. Los paramédicos verificaron el buen estado de la bebé.

La madre estaba llorando, solo quería pasar el domingo de Pascua con Aria.

La policía había dicho que los adolescentes podían haber viajado con un hombre desconocido, pero Tracy asegura que esa persona no era más que un extraño del hospital que ayudó a Jayden con sus bolsas después de verlo llorar.

Jayden sabe que no era lo correcto salir así, pero sentía que debía hacerlo por su novia y por su hija.

Dailymail

Definitivamente el amor es muy complejo para tomarlo a la ligera y es muy delicado tomar decisiones sobre este sentimiento. Cada quien sabe lo que alberga en su corazón. el comportamiento debe estar orientado a favorecer el bienestar emocional y la felicidad.

VER TAMBIÉN:  Lo que hicieron estos 600 hombres por un grupo de alumnos huérfanos conmueve al mundo

Comparte con tus amigos y familiares, es importante recordar que los actos siempre tienen consecuencias y que deben ser asumidas con responsabilidad.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!