Lo que sería el día más feliz de su vida con la llegada de su bebé terminó en una tragedia

La llegada de un bebé siempre representa el momento de máxima alegría para los padres, es una etapa grandiosa en la que todo gira en torno a ese nuevo ser que viene a formar parte de la familia.

Pero lamentablemente, a veces los padres tienen que enfrentarse al dolor más profundo de su vida cuando las cosas no salen como esperaban.

Esta es la historia del pequeño Nixon Martin Tonkin, un bebé que nació por cesárea, se desconocen las causas, pero durante su nacimiento sufrió lesiones cerebrales y una hemorragia que le causó la muerte media hora después de nacer.

Su historia se pudo conocer a través de la cuenta de Instagram de una gran amiga de la familia, puedes visitarla aquí. Ella se llama Simone y emprendió una campaña para ayudarlos en medio de tanto dolor.

Ella compartió una imagen donde se puede ver a Maty, el padre de Nixon, con su pequeño bebé en brazos.

Ella asegura que es el hombre más emocionalmente más fuerte que ha visto. “Es esposo de Simone, fue un momento muy emotivo cuando se despidió de su hijo.

Me rompió el alma verlo, personalmente yo nunca lo olvidaré. Él trabaja sin cesar en su empresa familiar, es un padre maravilloso y un gran compañero. Sólo pensé en una manera de ayudarlo para aliviar la gran carga que lleva sobre sus hombros.

Con nuestra solidaridad podremos ayudarlo a recuperar el aliento, por favor colabora con lo que puedas con esta gran familia que necesita una mano”. Puedes visitar la página aquí.

Según medios de comunicación, las lesiones habrían sido causadas por la profesional que asistió el parto cuando trató de liberarlo, pero abrirán una investigación formal para determinar lo ocurrido.

A pesar del dolor los padres de Nixon se sacaron una fotografía junto a su pequeño para crear consciencia sobre los riesgos que se viven.

La familia necesita ayuda para pagar los gastos de las gestiones jurídicas que están haciendo, los honorarios, los gastos fúnebres.

Simone relató algo estremecedor: “Mientras escuchaban y esperaban con ansiedad y emoción escuchar los gloriosos pulmones del pequeño Nixon diciendo hola, estoy aquí, seguro saludable y bien lo que percibieron fue un silencio ensordecedor”.

La familia se enfrenta a un severo estrés postraumático, la ansiedad, y la depresión se ha hecho casi imposible de sobrellevar. Ambos trabajan a tiempo parcial, y luchan contra la ansiedad, los recuerdos, y pesadillas.

El deseo de su amiga Simone es que puedan relajarse un poco, que pasen más tiempo juntos como pareja y como familia para que asistan a terapia, o estén unos días descansando sin preocuparse por el dinero.

¡Comparte esta emotiva historia! Todos podemos aportar un granito de arena para esta familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!