Owen Wilson paga 25 mil dólares mensuales de manutención pero se niega a conocer a su hija

En ocasiones pensamos que los actores de Hollywood son tan encantadores como los personajes a los que les dan vida. Owen Wilson ha participado en muchas películas exitosas y la mayoría de las veces en historias románticas donde él es el protagonista.

Sin embargo, su vida privada ha ido por caminos muy diferentes.

Owen y Varunie tuvieron cinco años de relación.

Actualmente, una de sus ex novias se encuentra muy decepcionada por la reacción de Owen al enterarse de que se convertiría en padre por tercera vez.

Varunie Vongsvirates y el actor tuvieron una relación con muchas rupturas y reconciliaciones, pero finalmente en el 2018 terminaron definitivamente. Fue precisamente por esas fechas que Varunie quedó embarazada y dijo al mundo entero que el padre de su hija era Owen Wilson.

Hay rumores de que Owen de alejó de Varunie para retomar su relación con Caroline Lindqvist.

Él, sin embargo, no estaba tan seguro de esto así que exigió una prueba de ADN antes de hacerse cargo de sus responsabilidades.

Las pruebas indicaron que, en efecto, Wilson era el padre de la pequeña que nació el 10 de septiembre del 2018. Recibió el nombre de Lyla Aranya Wilson pero nunca ha logrado recibir una visita de su padre.

“Owen nos ayuda financieramente pero realmente nunca se ha implicado en la paternidad”.

El asunto fue llevado a tribunales y Owen pagó una suma de 70 mil dólares para cubrir los pagos de enfermeras nocturnas, entrenadores de trabajo de parto y los gastos legales de la demanda que emprendió Vongsvirates.

Además de esto, se comprometió a realizar mensualmente pagos de manutención para ayudar a su hija. Sin embargo, firmó un acuerdo que establecía que no quería realizar ninguna visita y que cedía a la madre de la bebé la custodia completa.

Owen deberá pagar 25.000 dólares mensuales a Varunie.

Owen ya es padre de un niño de 8 años llamado Robert el cual tuvo junto a su ex novia Jade Duell. También tiene otro pequeño llamado Finn cuya madre es la entrenadora Caroline Lindqvist. Sin embargo, no quiere tener nada que ver con la pequeña Lyla.

“Lyla necesita un padre. Es irónico cómo él sigue haciendo papeles de padres maravillosos pero no quiere conocer a su propia hija”.

Los medios han contactado a los representantes de Wilson para recibir declaraciones pero él prefirió no decir nada al respecto. Esta noticia ha causado una gran decepción en la enorme fanaticada del actor.

Esperamos que la hermosa Lyla tenga una vida saludable y feliz a pesar del hecho de que su padre se niegue a formar de su vida.

Comparte esta nota para apoyar a Lyla y a su madre en estos momentos tan difíciles.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!