Científicos quedan horrorizados al ser testigos del primer caso de infanticidio en las orcas

Científicos de la marina en una isla de Vancouver han descubierto algo inédito hasta ahora en el comportamiento de las orcas: han visto por primera vez a una de ellas ahogar a un bebé de su misma especie. Pudieron detallar el infanticidio en la costa del noroeste el 2 de diciembre del año 2016, pero lo publicaron apenas esta semana.

El ecologista y especialista en cetáceos Jared Towers recuerda haberse dirigido a las aguas con dos colegas después de que los micrófonos sub-acuáticos capturaron unos sonidos inusuales. Los científicos rastrearon dicho sonido, identificaron y fotografiaron a las orcas implicadas en el incidente… Todo parecía indicar que las orcas encontraron a una presa.

“Allí fue cuando notamos que la cría, casi recién nacida y nueva en el grupo, no salía a la superficie en ningún momento. Luego el otro macho implicado, que no estaba relacionado consanguíneamente con el bebé, pasó cerca del bote con la cría en la boca, entonces entendimos lo que pasó y quedamos fascinados, al mismo tiempo que horrorizados“, dijo Jared.

La orca había matado a la cría, sospechan que para poder aparearse con su madre… El infanticidio ocurre entre mamíferos. Lo hacen los leones, primates, e inclusive algunas especies de osos, pero nunca antes se había registrado un caso en las orcas. Jared describió la agitada escena como algo jamás visto, y los científicos permanecieron allí para observar las secuelas.

En los minutos siguientes al asesinato, observaron a la madre y a sus familiares perseguir al macho asesino, mientras que la mamá de ese macho intentaba defenderlo. Hubo más chapoteo en el agua, y el hidrófono sub acuático capturó los movimientos frenéticos de las ballenas.

“La madre del infante golpeó al macho asesino tan duro que la grasa de su cuerpo se movía y se podía ver sangre flotando en el aire. Ese fue el impacto final, pero nunca soltó a la cría“, contó Jared.

A pesar de que las orcas se alimentan de otros mamíferos como focas, leones marinos y cetáceos jóvenes de otras especies, este macho adulto no se comió a la orca bebé. Eso fue lo que hizo que los científicos sospecharan de un comportamiento sexualmente selectivo. En otras palabras, creen que la ballena de 32 años mató a la cría para aparearse con su mamá. 

VER TAMBIÉN:  El estremecedor momento en el que una madre abandona a su bebé en la esquina de un parking

“En otros mamíferos sabemos de muchos casos de machos que matan a las crías para que la hembra esté fértil más rápido”, dijo Jared. Además, algo que también resultó increíble fue la participación de la hembra adulta; la mamá de la orca que mató a la cría.

“Las orcas hembras son conocidas por ayudar a sus hijos adultos compartiendo su comida y mostrándoles el camino, quizá también ocurra con oportunidades de apareamiento”.

Jared Towers / YouTube

El descubrimiento cuestiona previas suposiciones de los científicos sobre la especie y su comportamiento sexual. Las orcas hembras son líderes de sus manadas, por eso los investigadores se han atrevido a decir que son selectivas con sus parejas. Pero con el comportamiento que observaron en esta oportunidad, se han abierto a la idea de que talvez las hembras no tienen tanta selectividad cuando se trata de reproducirse… 

Este infanticidio, antes de saltar a cualquier conclusión, es una prueba de que inclusive después de 40 años de observación e investigación, aún hay dudas enormes sobre el comportamiento de las orcas. Los conocimientos que se tienen sobre este mamífero siguen siendo pocos. Los animales son un increíble y maravilloso misterio…

Te invitamos a compartir este descubrimiento con todos tus conocidos, es realmente muy impresionante.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!