Oculta en la entrada de la escuela la gran caja de regalo para su maestra para evitar un castigo

Todos los niños nacen con empatía, se va cultivando día a día con los valores que se reflejan en el hogar promoviendo los nobles sentimientos que hay en el corazón de los más pequeños.

Ellos siempre buscan agradar a sus seres queridos con adorables y genuinos gestos que expresan su cariño. No existirá ninguna demostración de amor más sincera que aquella hecha por un niño.

En esta oportunidad lo que hizo un pequeño alumno para hacer sentir especial a su maestra en el marco de la celebración de su cumpleaños conmovió a miles de personas en las redes. La maestra decidió compartirlo en su perfil de Facebook y al poco tiempo se había hecho viral.

Esthefany Guadalupe Gutiérrez quiso difundir la grata experiencia que vivió mientras daba clases en la Escuela Primaria Virginia Abigail Garza López de Matamoros en Tamaulipas, México.

“Hace días mis alumnos supieron que dentro de poco celebraría mi cumpleaños, uno de ellos se paró frente a mí y me comentó: ‘Maestra, yo no tendré dinero para esa fecha, pero quiero obsequiarle algo por adelantado, pues tampoco estaré en mi casa ese día’.

Yo sonreí con un sentimiento que involucraba alegría y tristeza mientras le respondí que no era necesario el obsequio, con su intención era más que suficiente.

Los días pasaron y el pequeño de nuevo buscó el momento y me comentó:

‘Maestra le traje su regalo, pero está escondido porque no quería que los demás maestros no me permitieran entrar con él a la escuela’.

Sorprendida le dije que muchísimas gracias, pero que no era necesario el obsequio, a lo que él me respondió: ‘¿puedo ir por él? Es que lo tengo escondido en la entrada’ y le respondí que sí”, relató la maestra.

El niño temía ser castigado porque sabía que no estaba permitido entrar a la escuela con lo que había en el interior de aquella caja que preparó con tanto cariño.

“Después de unos minutos llegó con una caja de cartón en sus manos, perforada por un costado y envuelta por un hilo para darle firmeza. Me quedé sorprendida y le pregunté: ‘¿Cómo hiciste para traerlo?’, pues había olvidado decir que el pequeño se trasladaba todos los días en bicicleta”.

El niño le respondió:

“Es un gallito maestra, escogí el más bonito que tenía para traérselo, no tengo dinero para comprarle nada, pero espero que le gusten los gallos y no se preocupe busqué con los vecinos quien me trajera a la escuela para traerle su regalo”.

La maestra Esthefany se quedó conmovida con el gesto de su alumno, lo abrazó y le dio las gracias. Le agradeció no solo porque ese día regresaría caminando a su casa, tampoco por tomarse el tiempo de buscar la caja y prepararla para obsequiársela, tampoco por buscar entre los vecinos quién lo podía trasladar a la escuela para poder llevar el regalo, ni por esconderlo en la entrada.

Facebook

“Le agradecí también por recordarme por qué elegí ser maestra, por qué elegí estar aquí diariamente frente a un grupo de alumnos dando lo mejor cada día para que ellos sean mejores personas, gracias por recordarme que amo mi profesión”.

La publicación de la maestra alcanzó 197 mil reacciones, y fue compartida 66 mil veces, muchos se han conmovido por la acción generosa del pequeño que se preocupó por ofrecerle un detalle especial. Compártelo.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!