Obligan a una pareja del mismo género a regresar a la bebé que adoptaron

Juliano Peixoto de Pina y Johnatan Pereira de Araújo, son una pareja del mismo género que durante seis años lucharon para cumplir el sueño de convertirse en padres a través de la adopción.

La pareja fue sometida a diversas pruebas para comprobar que eran aptos para velar por un niño. Finalmente, celebraron que habían logrado lo que tanto anhelaban cuando pudieron tramitar la adopción de una bebé llamada Aurora.

La cuidadora, Thays Veiga, de Aurora les entregó a la niña, Juliano y Johnatan estaban felices y complacidos de recibirla en su hogar en el que le prepararon con mucha ilusión una habitación.

Pero lo que jamás imaginaron era que ella misma los demandaría para que le regresaran a la niña 12 días después de haberla entregado.

La cuidadora alegó que se sentía como madre de la niña, decidió demandarlos ante el Tribunal Supremo, y ahora el ente tendrá la última palabra sobre el caso.

No se han presentado casos similares al de esta familia, el Tribunal de Justicia de Goiás, en Brasil, estableció que la bebé no podía seguir viviendo con la pareja homoparental que la adoptó y ordenó que fuese devuelta a su cuidadora temporal.

Thays Veiga se retractó sobre la adopción de Aurora y quiere reconocerla como hija suya.

Cuando Aurora nació fue entregada por sus padres biológicos a una familia de acogida porque no querían hacerse cargo de ella. La familia conoció a Juliano y a Johnatan y conmovidos por sus intenciones de convertirse en padres iniciaron los trámites de la adopción de la menor.

Thays visitó el hogar de la pareja y los entrevistó para conocerlos mejor, después de ese encuentro se mostró muy complacida de que Aurora se convirtiera en su hija adoptiva porque comprobó que tendría una buena crianza.

Así que la bebé fue entregada y durante 12 días la pareja disfrutó de la presencia de su hija en su casa, todos sus seres queridos los acompañaron en el proceso y le ofrecieron a la niña una cálida bienvenida.

Pero de pronto, todo cambiaría cuando llegó el día de firmar los documentos que formalizaban la adopción. Cuando le pidieron a Thays su firma ella se negó rotundamente y buscó asesoramiento legal para demandarlos.

La pareja tuvo que entregar a Aurora con el corazón roto y llenos de incertidumbre por su futuro.

El Tribunal de Justicia dictaminó preliminarmente que sí hay un vínculo entre Aurora y Thays Vega, ordenando que le entregaran a la bebé.

Desde ese momento, Juliano y Johnatan emprendieron una campaña para recuperar a quien consideran su hija adoptiva, aunque no se haya concretado el trámite.

La pareja acudió a las redes sociales para pedir ayuda, Thays alega que es la madrina de Aurora, que conoce a los padres biológicos y a pesar de no tener vínculo sanguíneo con la niña dijo que se siente como su madre.

La mujer está recibiendo ayuda psicosocial mientras hace los trámites pertinentes para adoptarla.

A través de una cuenta de Instagram llamada @VoltaAurora, Juliano y Johnatan instan a las personas a compartir su caso y ejercer presión ante las autoridades para que puedan recuperar a su hija y firmar la adopción.

Ellos aseguran que su caso es injusto y discriminatorio, Juliano se pronunció al respecto diciendo que hay un prejuicio velado por ser una pareja del mismo género y el tribunal le está dando prioridad a la mujer.

Será el Tribunal Supremo de Justicia el organismo que elija el destino de Aurora, en caso de que se valide la versión de la cuidadora que la entregó, Juliano y Johnatan deberán despedirse de la pequeña.

Para la pareja ha sido muy duro disfrutar durante apenas unos días de su hija para después sentir cómo les arrebataron la oportunidad de ofrecerle lo mejor. Comparte este caso que ha dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!