Nunca pensó que correr 100 kilómetros bajo el sol tendría consecuencias tan devastadoras

Muchas veces solemos subestimar el daño que pueden causarnos los rayos solares, y es importante crear consciencia y utilizar siempre la protección adecuada para prevenir lesiones que podrían ser perjudiciales para nuestra salud.

Julie Nisbet, es una joven de 34 años que quiso compartir su testimonio para ayudar a otras personas a prevenir a través de la amarga experiencia que sufrió por exponerse sin protección adecuada a los rayos del sol.

Ella corrió más de 100 kilómetros por la costa de Newcastle, en Inglaterra mientras participó en un maratón llamado “The Wall” que se llevó a cabo a pesar de las altas temperaturas.

De todos los participantes, aproximadamente 120 no pudieron terminar llegar a la meta por no resistir el intenso calor.

Julie había utilizado protección solar, pero sus piernas se empezaron a quemar de manera muy intensa. Ella se percató de que estaban enrojecidas y de que aparecieron ampollas pequeñas.

“Podía sentir las quemaduras del sol durante la carrera, pero no me di cuenta de las ampollas hasta después de terminar”, comentó.

Lo que ella no imaginaba es que terminaría acudiendo a la emergencia del hospital porque el dolor era insoportable. Los médicos decidieron vendarle las piernas, pero a pesar de haber recibido atención médica inmediata no había mejoría con el pasar de los días.

Al contrario, las ampollas crecieron más y notó que estaban llenas de pus. Julie acudió de nuevo al hospital y está recibiendo el tratamiento indicado, aunque el tamaño de las ampollas ha disminuido, todavía presenta las consecuencias de las graves quemaduras que sufrió su piel.

El dolor es muy intenso, pero afortunadamente está evolucionando favorablemente. Julie tiene dos niños, aseguró que toda su familia está conmocionada por el tamaño de sus ampollas y las manchas en su piel.

VER TAMBIÉN:  Indignación en las redes por la agresión racista a un niño en un parque infantil

A las personas les cuesta creer que todo eso se produjo solamente por la exposición prolongada a los rayos solares en medio de las altas temperaturas, pero esa fue la única causa de tales lesiones.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SENSIBILIDADES

Un trabajador voluntario que asistía como fotógrafo al evento deportivo comentó que llevó toda la protección necesaria para evitar quemaduras.

Julie se aplicó protector solar en crema, lo llevó al maratón pero no se lo aplicó de nuevo y presume que lo que tenía en su piel se disolvió con el sudor.

Todos debemos ser conscientes de que aunque no veamos lesiones en nuestra piel, los rayos solares causan daños irreparables y es imprescindible el uso de protector solar diariamente para prevenir afecciones como el cáncer de piel.

Daily Mail

Julie quiere que su dolorosa experiencia al menos sirva para alertar a más personas. Seguro que jamás se volverá a exponer al sol sin asegurarse de estar muy protegida. Y a pesar de que tomar las previsiones, no es recomendable estar bajo el astro rey por lapsos de tiempo muy prolongados.

Es muy útil compartir esta información con todos tus seres queridos, sobre todo en el marco de la llegada del verano.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!