“Nuestros niños saben todo” – La madre tiene novio y esposo al mismo tiempo

Laura Baez se casó en el año 2004, cuando dos de sus hijos comenzaron la escuela ella le hizo a su esposo una propuesta que ha generado controversia.

Tras una década de matrimonio y cuatro hijos, le pidió que tuvieran una relación abierta, y desde hace dos años ella tiene otra pareja sexual y afectiva.

Cuando Laura conoció a Andrés tenía 16 años y él 23, eran amigos y después empezaron una relación amorosa. Se mudaron juntos y en 2005 contrajeron matrimonio siguiendo la recomendación de su entorno para facilitar sus trámites si tenían hijos.

Sus cuatro hijos tienen 7,9, 11 y 13 años, ambos querían tener una familia numerosa.

“Hace casi 20 que estamos juntos y nos adoramos, siempre tuvimos una relación muy buena. A diferencia de lo que he oído decir a otras parejas, nosotros no necesitábamos tener otras parejas para salvar el matrimonio”, dijo ella.

Su decisión de tener otra pareja y romper con la monogamia surgió por una convicción política motivada por el feminismo.

Asegura que no respetar la autonomía del otro parece ser símbolo de amor verdadero. “Si lo amas de verdad no podrías tolerar que bese a otra persona. Para nosotros amar no es ser posesivo, es otra cosa”, relató.

Laura confesó que le costó mucho terminar con la monogamia, que al principio le afectó emocionalmente. Pero ahora dice estar feliz casada con Andrés y siendo novia de Diego.

Su esposo también sale con otra mujer. “No nos vemos tan seguido como Laura con su pareja, pero sí nos vemos y compartimos cosas, voy a su casa, me quedo, vemos películas”, relató.

La tendencia de tener “relaciones abiertas”, como las definen Laura y Andrés suele ser mejor aceptada socialmente para quienes la practican sin tener hijos. Laura dice que suelen criticar y juzgar más a una mujer que mantiene varias parejas cuando es madre.

Laura y Andrés decidieron hablar con sus hijos cuando comenzaron a notar que sus parejas los visitaban en casa y que eran más que amigos, el hijo mayor vio como su madre le envió un Emoji de corazón a su novio y le dijo: “Mamá, lo tratas igual que a papá”.

La madre relató: “No fue todo de golpe, ya ellos sabían que había distintas formas de relacionarse, que las personas pueden elegir, que hay gente que tiene varias parejas y gente que tiene solo una. Nosotros pensamos que educar en cómo relacionarse sanamente es parte de la crianza”.

Comenta que les explicaron que papá y mamá tienen otras relaciones y que eran felices, que ninguno le mentía al otro.

Cuando Laura y Diego celebraron su aniversario él le envió un ramo de flores a su casa y los niños preguntaron el motivo. Ella les dijo que celebraban el aniversario de su noviazgo y se sobresaltaron exclamando: “! ¿Qué?! ¿Diego es tu novio?”

Diego también está casado, tiene una hija y tiene una “relación poliamorosa”.

Laura y Andrés imparten charlas sobre este tipo de relaciones y la paternidad. Alegan que cada uno es libre de crear un vínculo y mantener sus relaciones según las necesidades que sienta.

“Queremos tener en nuestras redes afectivas los mismos derechos que tienen otras familias”, dijo Laura.

Aseguran que sus cuatro hijos han entendido la situación y que se sintieron aliviados en saber que sus padres no se iban a separar porque se seguían queriendo.

Infobae

La tendencia de esta pareja ha causado una gran polémica, algunos aseguran que distorsionan el patrón de los niños sobre cómo debe ser un matrimonio, la lealtad, la estabilidad y el amor que debe ofrecer una familia. ¿Qué opinas tú? ¡Compártelo!

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!