“Regalaría a mi hijo si nace así”– Su hijo de 3 años queda devastado por las críticas que recibe

Noah Gilbert es un dulce niño de 3 años de edad que ha comenzado a sentirse muy diferente a todos los demás y todo por su color de cabello: es pelirrojo.

Lauren Russell, su madre, también es pelirroja y a medida que inició la adolescencia comenzó a recibir todo tipo de comentarios negativos sobre su piel y el color de su cabello; así que siempre supo que su hijo Noah pasaría por momentos difíciles.

Noah y su familia viven en la ciudad de Southampton en el Reino Unido.

Sin embargo, nunca pensó que esa etapa que tanto temía comenzaría a los 3 años edad de su hijo. Un día, Lauren se encontraba junto a Noah en un transporte público cuando escuchó que un niño de cerca de 12 años de edad comenzó a decir cosas horribles sobre él.

“Llegó a decir: ‘Los niños pelirrojos son horribles y deberían ser entregados a Servicios Sociales. Regalaría a mi hijo si nace así”.

Se trataba de un adolescente que estaba con un grupo de amigos y que todavía tenían la camisa de su Instituto.

Noah tiene tan sólo 3 años, pero entendió por completo todo lo que le estaban diciendo y se sintió profundamente afectado. Horas más tarde, en casa, le habló a su mamá sobre lo mucho que quería cambiar.

“Mi hijo me preguntó por qué la gente odiaba su cabello. Me pidió que lo ayudara a cambiar para ser rubio como su hermano. Para que la gente lo aceptara”.

Lauren comprendió que las terribles palabras habían hecho mucho daño a su hijo. Decidió contar lo sucedido en su cuenta de Facebook para darle una lección a Noah que jamás olvidaría.

Le explicó que hay personas muy malas en el mundo pero que siempre habrá una mayoría mucha más grande que lo aprecia tal y como es.

“Quiero pedirles que le digan lo hermoso que es. Quiero mostrarle que bondad en el mundo y que él tiene un color de cabello maravilloso”.

La publicación se volvió completamente viral y no tardó en recibir miles de respuestas en donde todos enviaban mucho amor al dulce Noah. Lauren se aseguró de leer a su hijo todos los comentarios positivos y el pequeño no cabe en sí de alegría. Ahora se siente muy orgulloso de sí mismo y comprende que no hay nada como ser uno mismo.

“Todavía quiero una disculpa por parte del adolescente. Ya contacté a la escuela a la que va”.

No hay duda de que su madre supo muy bien cómo reaccionar para ayudar a Noah a superar un episodio tan desagradable. Los pelirrojos son sumamente especiales, vistosos y no hay nada que el dulce Noah deba cambiar de su apariencia, de hecho, ningún niño, sin importar su condición, merece ser respetado.

No te vayas sin compartir esta nota para unir tu voz en contra de los tratos injustos de cualquier tipo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!