«No son normales»- Una guardería rechaza a unos gemelos de 3 años por la condición de sus padres

Stefan y su esposo Rosha, de Lenzburg, Suiza, son una pareja del mismo género que se convirtió en padres de gemelos: Rafael y Rahul, juntos asumen la crianza de sus hijos de tres años como una familia normal.

Pero así no los percibe mucha gente en la sociedad porque considera que rompen los esquemas tradicionales, privando a los niños de crecer en un hogar convencional con la presencia de unos padres de distinto género.

Stefan y Rosha, como muchos padres, tienen que acudir a una guardería que se encargue del cuidado y aprendizaje de sus hijos mientras ellos cumplen con su jornada laboral.

Aunque alguno quisiera quedarse en casa cumpliendo con las exigencias de la crianza de los niños, a veces la necesidad de trabajar es imperativa porque un solo salario no alcanza para cubrir los gastos.

Los padres de los gemelos Rafael y Rahul se esforzaron por buscar un sitio donde pudieran confiar el cuidado de sus pequeños, pero no imaginaron que serían discriminados.

Cuando se dirigieron a inscribir a sus hijos en una guardería en su localidad, fueron rechazados porque según la directiva de la institución, dos hombres que formen un matrimonio para criar hijos “no es normal, ni natural”.

Rechazaron a Stefan y a Rosha como padres, y a sus gemelos como alumnos de la guardería que necesitan para recibir atención, estímulos y entretenimiento. Además, este centro de cuidado sirve para facilitar el proceso de adaptación al preescolar.

Los padres de los gemelos relataron que la directora de la guardería les dijo que los niños pueden ser muy malos, y por eso no quiso darles la bienvenida a los hijos de una pareja del mismo género.

“Esperamos que ninguna otra pareja con la misma condición se tenga que enfrentar al mismo acto de discriminación que nosotros”, dijo Stefan ante un medio de comunicación local al que denunció su caso.

A pesar de que claramente, la familia fue víctima de discriminación y exclusión por su orientación sexual, no hay nada que puedan hacer para defenderse.

Christoph Hofstetter, empleado público del municipio de Lenzberg, asegura que la guardería no recibe ayuda del estado, y que, al ser totalmente privada, no tiene la obligación de aceptar a los gemelos. Esa institución no se rige por las leyes y programas de inclusión en la diversidad sexual.

La abogada Cordula Nikklaus, vicepresidenta de Wybernet, una asociación suiza de mujeres profesionales con parejas del mismo género dijo: “Este incidente muestra que la protección contra el odio y la discriminación es una necesidad. Si estos gemelos tuvieran padres judíos, sería ilegal que los rechazaran”.

La situación de los gemelos causó una ola de comentarios en las redes de familias que expresaron su indignación contra el trato que recibieron los niños.

Stefan y Rocha esperan que comience el próximo curso escolar con la esperanza de que en esa oportunidad sus hijos sí puedan tener la oportunidad de asistir a la guardería. Comparte su caso y comenta tu opinión.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!