«No quiere que se rían de ella» – Se niega a ser una princesa de Disney ocultando su calvicie

Arianna tiene sólo 5 años y ya se enfrenta a la prueba más dura de su vida, la pequeña lucha contra un cáncer de riñón agresivo que vino darle un giro total a su normalidad. Aunque ahora sus días estén llenos de dolorosos tratamientos y mucha angustia, esta pequeña se niega a dejar de soñar.

Por ese motivo pidió a sus papitos que la ayudaran a convertirse en sus princesas favoritas de Disney.

Después de hacer la petición a su familia, Arianna se sintió un poco consternada y triste, pues notó que todas esas princesas a las que tanto admiraba lucían una frondosa cabellera de la cual ella carecía debido al tratamiento de su enfermedad. 

En principio Ryan Taft, su papá, pensó en que una peluca podría solucionar el asunto. Después de todo, muchos trajes de princesas vienen con el cabello incluido para que el disfraz luzca mucho más real.

Ariana pensó en utilizarlo por un momento, pero días después la niña dio una noticia que sorprendió a todos.

Quiso lucir radiante al natural.

La pequeña no estaba dispuesta a ocultar lo que realmente era, su enfermedad la había dejado calva, pero no por ello dejaba de ser una niña hermosa.

Arianna quería su sesión de fotos como una princesa, pero sería una princesa real y el cáncer no se lo impediría.

Para llevar a cabo el sueño de su hija, Tray contactó a la fotógrafa profesional Ashley Richer. Esta mujer se ha dedicado a brindar la mejor experiencia a niños con enfermedades terminales desde el 2018, así que sabría perfectamente cómo hacer de ese momento algo único para Arianna.

Ashley sabe perfectamente cómo tratar con estos pequeños. El mejor amigo se su hijo menor murió de cáncer antes de cumplir los dos años y esto tocó para siempre su vida.

Ambas se divirtieron mucho en la sesión.

Esta fotógrafa hizo realidad el sueño de Arianna, quien con valentía demostró ser la Blancanieves más hermosa sobre el planeta. Su padre estaba más que emocionado con el resultado.

“Verla vestida como su princesa mágica favorita y todas las demás es simplemente increíble. Miro las fotos y sé que es Ari, sé que es mi hija, pero, literalmente, parece que podría protagonizar su propia película, que es súper especial y sorprendente”, dijo Tray.

Cuando Ariana fue diagnosticada, su tumor medía 13 cm y se sometió a una operación, pero el cáncer ya había afectado su otro riñón, hígado y otras partes de su cuerpo.

A su corta edad, esta pequeña se enfrenta a una dura batalla pero lo hace siempre con una sonrisa.

Para Ariana su calvicie no es motivo de vergüenza, al contrario, fue ella quien decidió raparse antes de comenzar a perder el cabello y le ha demostrado a su familia una cara amable ante la enfermedad.

«Escuchas sobre el cáncer y piensas en todas las cosas malas que están asociadas con él, pero… ella no permitió que un solo día fuera difícil», explicó Ryan.

Durante la sesión fotográfica, Ariana también lució como Elsa, Bella, Mérida y otras princesas pero de un modo único.

Ahora esta pequeña es la princesa de su propio cuento y con valentía y mucho entusiasmo se ha convertido en todo un ejemplo para su familia y todo el que conoce su caso. Pese al dolor, el ánimo de Arianna siempre está en alto y no hay nada que pueda borrar la sonrisa de su rostro y su corazón.

Celebramos su valentía, seguro que ella logra inspirar a muchas a personas a ver con los ojos del corazón, no te vayas sin compartir su grandiosa sesión de fotos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!