El drama de una madre al comprobar que su hijo autista no estaba en el avión tras aterrizar

Nicola Purdy, una madre de 4, ha quedado completamente indignada al descubrir que el regreso de sus vacaciones en Grecia no era como había esperado. Su hijo Jack sufre de autismo y nunca llegó a abordar el avión de retorno.

Jack ya tiene 24 años de edad, pero por su condición es muy dependiente de su familia.

Los hijos de Nicola debieron enfrentar hace un par de meses la dolorosa pérdida de su padre. Para tratar de recuperarse y pasar valiosos momentos en familia, Nicola se dispuso a organizar unas vacaciones en donde lograran descansar. El viaje fue preparado por la agencia de Turismo TUI.

Las familia pasó sus vacaciones en la isla griega de Creta.

Todos se encontraban en el Aeropuerto Heraklion para el vuelo de regreso. Jack comenzó a sentirse muy mal. Tenía una fuerte migraña y constantes vómitos, así que un médico se acercó para realizar un chequeo rápido y asegurarse de que todo estuviese en orden.

Por desgracia, esto sucedió cuando el vuelo ya se encontraba a punto de despegar, pero todos le aseguraron a Nicola que llevarían a Jack hasta el avión y lo ubicarían en un asiento de preferencia.

La familia es originaria de la ciudad de Swansea en Gales. 

Poco después de aterrizar, comenzaron tres angustiosas horas de búsqueda por el joven Jack. Su condición hacía sumamente peligroso que alguien como él se encontrara perdido. Después de realizar muchas llamadas, confirmaron que el joven nunca se había subido al avión.

“Él debió sentir que lo habíamos abandonado. Fue horrible”.

Después de recibir atención médica, Jack volvió completamente sólo a la sala de abordaje y se quedó tratando de encontrar a su familia. Nicola le exigió a TUI que se encargaran de que su hijo regresara completamente sano.

Un miembro de la compañía turística se encargó de programar otro vuelo lo más pronto posible y lo acompañaron durante todo el viaje. Una vez que aterrizaron lo enviaron en un taxi hasta la puerta de la casa de la familia Purdy.

Nicola, sin embargo, sigue sumamente indignada y está exigiendo que TUI le pague una compensación.

“Creo que nos deben dar una compensación para asegurarnos de que nadie más vuelva a pasar por esta dura experiencia”.

Daily Mail

Muchos en las redes se encuentran discutiendo sobre quién fue el verdadero responsable de la confusión que tanto afecto al joven Jack.

Cuéntanos tu opinión y comparte esta nota para recordar la importancia de dar el máximo cuidado posible a niños y jóvenes con condiciones como las de Jack.  

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!