La imagen de un humilde niño que llevó a su hermana de 1 año a clase conmueve al mundo

La encantadora imagen de un niño filipino con su pequeña hermana de apenas un año sentada sobre sus piernas durante la clase, ha dado la vuelta al mundo cautivando a los usuarios de las redes sociales.

La tierna pero estremecedora escena del niño, se ha convertido en un gran y hermoso ejemplo a seguir

niño

Justin es un pequeño de 7 años que sabe lo que quiere y está muy decidido a seguir sus estudios, sin dejar a un lado la gran responsabilidad de cuidar a su pequeña hermana a pesar de su corta edad.

Su convicción de continuar los estudios lo inspira a saber que ese esfuerzo le permitirá ayudar a su familia en un futuro. ¡Qué gran mensaje para el mundo!

La historia de Justin la dio a conocer una de sus maestras a través su cuenta de Facebook y en poco tiempo ha recibido la admiración de muchas personas.

Este maravilloso niño es proveniente de una familia pobre donde todos los miembros deben trabajar para llevar algo a la casa y poder sobrevivir.

La precaria condición de vida de este pequeño le ha servido de motivación para creer que en los estudios puede encontrar la manera de ayudar a su familia a salir de la pobreza y calamidades que afrontan día a día.

Mamlei, docente de la Escuela de Primaria Salvación de Filipinas, en la zona de Magallanes, fue la audaz persona que tomó la fotografía y no dudó en compartirla en la red social explicando la situación personal del pequeño.

«Me impactó mucho ver a Justin venir a clases con su pequeña hermana, no entendía lo que quería hacer, hasta que me explicó su condición familiar. Fue muy duro ver la imagen de aquel niño asumiendo la responsabilidad de cuidar a su pequeña hermana”, dijo la maestra.

Llama la atención ver cómo Justin se sienta en los primeros asientos del salón de clases. Realmente lo hace con un especial interés. Siente una profunda responsabilidad por aprender todos los días.

Su maestra manifestó que este pequeño se toma muy enserio el tiempo que dedica a su aprendizaje mientras está en el colegio. Ella está segura de que va a llegar muy lejos ¡Se lo merece!

«No quiero dejar de venir a clases, maestra. Traeré a mi hermanita de un año porque mi abuela tiene que trabajar en la granja y nadie se puede quedar a cuidarla», fueron las palabras del pequeño niño con las que hizo llorar a la docente.

Palabras de un pequeño que estremecen el corazón de cualquiera. El comportamiento del pequeño Justin ha sido aplaudido por los usuarios de Facebook y de miles de redes sociales alrededor del mundo, al demostrar su determinación para seguir aprendiendo y estudiando.

Justin le está dando al mundo un claro mensaje, cuando se quiere aprender y superarse no hay barreras que lo impidan. Todo está en el corazón y en la voluntad, ser una mejor persona empieza en creer en uno mismo y luego dejar que el ejemplo hable por sí solo.

La imagen se ha convertido en todo un fenómeno viral y a Justin le han llovido cumplidos por su determinación para educarse, pero también para cuidar a su pequeña hermana.

Otros han comentado que es responsabilidad de todos que niños tan pequeños tengan que acostumbrarse a condiciones así de duras. El de Justin es un ejemplo de valor y perseverancia, pero también un llamado de atención a los adultos que tienen en sus manos las decisiones para hacer más simple la vida de niños como él.

Justin es un niño con un corazón y una determinación inmensa, comparte su historia con tus amigos y seres queridos. ¡El mejor de los deseos para ti, pequeño gigante!