Un niño de 3 años termina en el hospital tras dejarlo encerrado en el auto a altas temperaturas

Todo el que ha traído hijos al mundo -o al menos se presume que la mayoría- quiere lo mejor para ellos y no quiere ni imaginarse si algo malo les sucede. Sin embargo, en no pocas ocasiones nos encontramos con casos de padres desnaturalizados que ponen en grave peligro la vida de los pequeños. Y es entonces cuando aquellos que morirían por tener uno y no pueden, se cuestionan y se preguntan por qué es tan injusta la vida…

Tal como sucedió el pasado 23 de diciembre en un supermercado de Ciudadela, en Buenos Aires, Argentina.

Los clientes del supermercado quedaron atónitos cuando lograron descubrir a un bebé que había sido dejado en el interior del auto mientras sus irresponsables padres hacían sus compras navideñas.

El pequeño tenía 3 años de edad y permaneció dentro del vehículo con las ventanas completamente cerradas, bajo el sol y a elevadas temperaturas.

Los testigos pudieron fotografiar las placas del vehículo, un Chevrolet Meriva, y se dieron cuenta de que el bebé estaba atado a su silla en la parte trasera del auto.

Beri Arquino fue una de las personas que decidió capturar todo en vídeo y publicarlo en su red social:

“Tarde de mucha bronca!!! en el coto de Ciudadela, 6 de la tarde dejaron encerrado dentro del auto a un nene y estaba en el rayo de sol con todos los vidrios cerrados”, escribió Beri.

Los testigos procedieron a llamar a las autoridades de inmediato. Nada más llegar la policía, montaron un delicado operativo para romper el cristal con el máximo cuidado para no herir al pequeño. Hasta que finalmente lo rescataron con vida.

Los oficiales enseguida se percataron de que el bebé tenía dificultad para respirar.

Otras mujeres colaboraron enseguida hidratando al pequeño y haciéndole sentir seguro.

Después del rescate, el padre del pequeño finalmente apareció y se dirigió con los oficiales al hospital.

Los médicos afortunadamente vieron que el estado de salud del niño era bueno, pero debía ser rehidratado urgentemente.

Una investigación fue levantada por las autoridades, pero hasta el momento no se han levantado cargos contra los padres.

Una ola de ira e indignación se levantó en las redes y muchos exigían que la justicia actuara. Una usuaria incluso recordó la ley argentina para estos casos:

“Abandono de personas. Art. 106.- El que pusiere en peligro la vida o la salud de otro, sea colocándolo en situación de desamparo, sea abandonando a su suerte a una persona incapaz de valerse y a la que deba mantener o cuidar o a la que el mismo autor haya incapacitado, será reprimido con prisión de dos a seis años….Sres encargados de la justicia sólo hay que aplicar lo que dice el código penal…”, escribió.

Este es el angustiante momento en que encontraron al pequeño:

Dejaron a un bebé encerrado en el auto bajo el sol mientras hacían las compras navideñas…

Dejaron a un bebé encerrado en el auto bajo el sol mientras hacían las compras navideñas…Fue en Ciudadela. Los agentes de la Bonaerense rompieron el vidrio de una de las puertas para poder rescatar al nene de 3 años. Se encontraba deshidratado y tenía dificultad para respirar.Los clientes de un supermercado de Ciudadela no pudieron creer lo que se encontraron en el estacionamiento del local cuando hacían las compras navideñas. Un bebé de tres años estaba encerrado dentro de un auto, con las ventanas cerradas, debajo del sol y a muy altas temperaturas.El episodio ocurrió por la tarde del domingo pasado, alrededor de las 18, en el supermercado Coto de la localidad bonaerense. Dentro de un Chevrolet Meriva, unas personas se dieron cuenta que habían dejado a un bebé atado a su sillita, en la parte trasera del vehículo. De inmediato, los testigos se comunicaron a las autoridades.Al lugar llegaron dos agentes de la Policía Bonaerense, que rompieron con cuidado el vidrio de la puerta delantera izquierda y lograron rescatar al nene. Fuentes policiales informaron a TN.com.ar que el bebé tenía una clara dificultad para respirar.Tras el rescate, el padre del nene se presentó en el lugar y viajó junto a las dos oficiales al Hospital Carrillo, donde el bebé fue trasladado de urgencia. Los médicos determinaron que se encuentra en buen estado de salud pero que debía ser rehidratado. El episodio quedó caratulado como "averiguación de ilícito".

Publiée par La Nota Formosa sur Jeudi 27 décembre 2018

Esperamos que estos padres sean juzgados con todo el rigor de la ley. No se puede permitir que este tipo de descuidos sigan sucediendo sin que sean castigados. Comparte esta noticia en tus redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!