Un niño autista de 11 años memoriza cada paisaje para dibujar cada detalle a la perfección

Esta historia es realmente fascinante, así como lo es la memoria fotográfica Alex Baker, un niño de 11 años que ha dejado al mundo sorprendido con su perfecta capacidad de recrear cada detalle de lo que ve sobre papel.

Alex es del Reino Unido y hermano mayor de Oliver de 8 años, y Matilda de 6 años. Este pequeño tiene autismo y pasa horas dibujando minuciosamente en su dormitorio.

Hace réplicas de lugares con un nivel de exactitud impresionante. Es un gran artista con un talento innato.

Desde que tiene 2 años Alex dibuja lugares y paisajes urbanos con todos sus detalles. Realmente este niño tiene una memoria fotográfica sorprendente, es capaz de replicar los sitios que ha visitado por primera vez o incluso después de verlos en un libro una sola vez.

“Me gusta dibujar ciudades que tienen muchos edificios y son intrincadas. Mi ciudad favorita es Londres. Me gusta mucho el distrito financiero porque los edificios son muy antiguos”, dijo Alex.

La galería de sus impresionantes dibujos incluye los altos rascacielos de Manhattan en Nueva York, el Palacio de Westminster y el Big Ben en Londres y la Torre Eiffel en Paris desde una vista aérea, con el río Sena también de fondo.

Su autismo no es un límite para expresar su creatividad. Sus padres están muy orgullosos de él y siempre lo han apoyado desde que percibieron que dibujar le encantaba y que tenía una capacidad de memorizar cada espacio que los dejó impresionados.

El autismo hace que el pequeño tenga necesidades especiales que sus padres atienden con amor y conscientes de él requiere de todo su apoyo. 

También, Alex, como muchas otras personas del espectro autista, tiene talentos extraordinarios. En su caso, su prodigiosa memoria fotográfica y capacidad de dibujar sobresale entre sus dones.

Él es capaz de representar a la perfección en un dibujo los paisajes que visualiza sin perder ningún detalle.

“Tiene una memoria increíble y puede pasar horas dibujando en su dormitorio. Es su pasión y estamos muy orgullosos de él”, dijo Laura Jackson, la madre de Alex.

Laura cuenta que cuando Alex tenía 5 años hicieron un viaje familiar a Londres por un día, cuando llegaron a su casa cerca de Liverpool Alex dibujó con cada detalle todo el sistema subterráneo de Londres.

No podían salir de su asombro cuando apreciaron sus dibujos, hechos con tanta meticulosidad, talento y sobre todo, con cada detalle de lo que habían visto en el lugar.

El tiempo tampoco es un límite para Alex, puede tardar solo 3 horas en dibujar los paisajes urbanos, peros si es una pieza de mayor amplitud podría tardar varios días. Nada es imposible para él.

Alex le encanta ver en los libros las ciudades que no conoce para después replicarlas en papel. A veces también crea sus propios paisajes urbanos a través de su imaginación.

Su sueño es un día viajar a Estados Unidos y conocer Nueva York.

Alex ya está considerando vender algunos de sus dibujos. Su deseo es ser un gran artista cuando sea mayor y dar a conocer al mundo lo que él hace con tanta pasión y perfección.

Seguramente tendrá un futuro muy prometedor con el apoyo que le ofrece su familia, y además, demostrará que las personas diagnosticadas con su condición no merecen ser subestimadas.

Alex es un gran artista y está logrando su sueño al poder hacer lo que más le apasiona mientras recibe el reconocimiento de quienes admiramos su trabajo. Es realmente talentoso.

No tenemos duda que Alex será reconocido y admirado por la sociedad por sus geniales obras hechas desde el corazón. Tiene un don especial que merece ser aplaudido por todos.