Un niño autista construye la más grande réplica del Titanic en el mundo sólo con piezas de Lego

El Titanic tiene fama mundial por ser la embarcación transatlántica más grande del mundo, que se hundió en la noche del 14 de abril de 1912 durante su viaje inaugural desde Southampton a Nueva York.

En el hundimiento del Titanic murieron 1514 personas de las 2223 que iban a bordo.

La soberbia de sus constructores les habría llevado a asegurar que “ni Dios los destruirá”. Y poco tiempo después sobrevenía la tragedia de uno de los mayores naufragios de la historia.

Para muchos la figura de esta embarcación ha sido muy emblemática y un niño de 10 años que está en el espectro del autismo, ha pasado a la historia tras haber dedicado más de 11 meses de trabajo a construir la mayor réplica en el mundo.

Brynjar Karl Bigisson, ahora ya de 17 años, es originario de Reykjavik, en Islandia.

La embarcación tiene 8 metros de largo y 1,5 metros de altura y tiene 56.000 piezas de Lego. ¡Es increíble!

Brynjar recuerda que desde que tenía 5 años pasaba jugando durante horas con los Lego que tanto gustan a los pequeños, y podía armar casi cualquier cosa.

“A veces he construído en base a manuales de instrucciones y, a veces usando mi propia imaginación”.

De pequeño, estaba obsesionado por los trenes, pero cuando su abuelo Ludvik Ogmundsson, lo llevó de pesca en un barco, empezó su admiración y su interés por las embarcaciones

A sus cortos 10 años ya sabía lo que había sucedido con el famoso Titanic.

“Cuando viajé con mi madre a Legoland en Dinamarca y vi por primera vez todos los fantásticos modelos de casas, aviones y barcos, probablemente empecé a pensar en hacer mi propio modelo de Lego. Así que cuando cumplí 10 años, empecé a pensar en construir un modelo del Titanic con piezas de Lego”, dijo Brynjar.

VER TAMBIÉN:  La rápida reacción de la conductora del bus escolar salvó a un niño de morir ahogado

Pronto toda la familia se involucró en el ambicioso proyecto del pequeño, que implicaba al abuelo Ogmundsson, un ingeniero y a la madre del niño, Bjarney Ludviksdottir.

El abuelo redujo el modelo original del Titanic para el tamaño del Lego y le ayudó a descifrar cuántas piezas del juguete serían necesarias para crear el modelo.

Donaciones de familiares y amigos le permitieron adquirir todas las piezas de Lego que necesitaba.

La madre se convirtió en su mentora principal, especialmente porque desarrollar esa habilidad sería su arma de salvación para superar su autismo.

“Si no me hubiera apoyado el proyecto de mis sueños nunca hubiera sido una realidad” , dijo Brynjar.

La mujer reconoció que antes de empezar con el proyecto, su hijo tenía serias dificultades para comunicarse, por lo que era un niño solitario y ciertamente infeliz. Pero tras su haber conseguido su sueño, saltar a la fama y conceder entrevistas, ahora ha adquirido una gran confianza que antes habría sido imposible.

Además, Brynjar reconoció que incluso en la escuela necesitaba de una persona que lo guiara en cada paso que daba, pero ahora se siente muy orgulloso de poder sacar sus estudios adelante sin ningún apoyo.

“Mis notas han aumentado y mis compañeros de clase me toman en cuenta para todo. Tuve la oportunidad de viajar, explorar y conocer a gente maravillosa”, dijo el jovencito.

La madre de Brynjar, por su parte, reconoció que cuando comenzó a criar a su hijo, se sintió totalmente ofuscada acerca de cómo sería su futuro por su espectro de autismo, y por tantos obstáculos que los veía imposibles de superar. Sin embargo, ahora se enorgullece de lo que su hijo ha podido lograr y anima a otros padres de que no se den por vencidos.

“Cuando su hijo venga a usted con un gran sueño, misión o objetivo loco que él o ella quisiera alcanzar, necesitará su ayuda. Escuche atentamente e intente encontrar maneras de ayudar al niño a alcanzarlo. Puede llegar a ser la mejor inversión que realice para su hijo “, concluyó la madre.

“Los sueños nos mantienen en movimiento. Eso es algo que nadie nos puede quitar. Es bueno tenerlo cuando te sientes un poco estancado o triste. Siempre puedes soñar”.

CNN

La réplica de Lego se envió desde Islandia en tres piezas grandes y luego se reconstruyó cuidadosamente antes de su debut en Estados Unidos. Estará anclado en la atracción del Museo Titanic hasta diciembre de 2019.

VER TAMBIÉN:  ¡Niños haciendo terribles travesuras! Hay algunos que tienen mucha imaginación...

“El autismo no tiene por qué dar miedo. Muchos grandes científicos y líderes nacionales tenían y tienen autismo. Lo que importa es que esas personas obtengan comprensión y apoyo, porque todos pueden aprender de estas personas si escuchan lo que dicen“, dijo el abuelo.

Es grandioso saber que este pequeño tuvo el apoyo de toda su familia para conseguir sus sueños… ¡Y vaya que lo logró!

Comparte esta inspiradora historia con tus amigos y recuerda que el único obstáculo para cumplir tus metas puedes ser tú mismo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!