“Ni los médicos se lo explican” – El caso de un bebé que sobrevive a 5 cirugías cerebrales

Un bebé de Tocopilla, una localidad al norte de Chile logró sobrevivir a cinco procedimientos quirúrgicos realizados por un tumor maligno que le diagnosticaron cuando nació.

Aaron Castillo Herrera, fue apodado como “Iron Man” porque venciendo los peores pronósticos se recuperó de complejas operaciones en las que incluso pudo perder la vida.

Poco después de su nacimiento comprobaron que tenía un tumor en su cabeza que le causó hidrocefalia. Yessenia, madre del bebé, relató a los medios de comunicación que su embarazo no tuvo ninguna complicación, así como el parto.

Pero 25 días después del nacimiento de Aaron recibió el diagnóstico, de inmediato lo trasladaron a una clínica en Santiago de Chile.

“Fue horrible la sensación, cada vez había más resultados desalentadores, pero yo rezaba y pedía por mi bebé”, dijo la madre.

El equipo médico extrajo la cuarta parte del tumor maligno en la primera operación, además del líquido que se había acumulado en el área. El pronóstico de vida para Aaron era el peor.

Después de la cirugía, el bebé sufrió una hemorragia y entró al quirófano para que los médicos la detuvieran sin complicaciones. Su familia estaba consciente de que podría recibir una fatal noticia, pero aunque sabían que el estado de salud del bebé era muy grave se negaban a perder la esperanza de un milagro sucediera.

Al terminar ese procedimiento, Aaron fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos, los médicos especialistas les advirtieron a los padres que podría fallecer en cualquier momento.

En otro escenario, sobreviviría dependiendo de las máquinas a las que estaba conectado.

A pesar del panorama tan devastador, el pequeño logró sobrevivir. Los médicos lo operaron en otras tres oportunidades para extraer el resto del tumor y del líquido que se alojaban en su cabeza.

“Siempre mi fe estuvo en Dios. Ni los médicos se lo explican”, relató Yessenia.

Aaron fue operado cinco veces y permaneció ingresado en la clínica durante dos meses. Finalmente recibió el alta médica y podrá tener una vida normal. El pequeño “Iron Man”, se salvó porque tiene una misión muy especial en este mundo.

Muchas personas aseguran que todo es producto de un milagro y de la extraordinaria labor de los médicos que lucharon haciendo todo lo que estaba a su alcance para preservar la vida del pequeño.

A su corta edad, Aaron resistió duros procedimientos, se aferró a la vida y ahora su familia celebra contar con su presencia en su hogar. Comparte esta esperanzadora noticia.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!